Seleccionar página

Podríamos conseguir inmunidad de rebaño en otoño si vacunamos 10 veces más rápido contra la Covid-19

Podríamos conseguir inmunidad de rebaño en otoño si vacunamos 10 veces más rápido contra la Covid-19

Se explicó en la conferencia ‘COVID19: ¿Qué debemos saber y qué podemos esperar -de verdad- en 2021?’, organizada por Instituto ProPatiens

En la actualidad, no hay vacunas suficientes disponibles contra la Covid-19 para inmunizar a 33 millones de personas en España, que supondría  el 70% de la población e implicaría alcanzar la tan ansiada inmunidad de rebaño. Es probable que sí se pueda disponer de ellas en otoño porque, si todo sigue el cauce previsto, en octubre se aprobarán las vacunas de Novavax y Jonson&Jonson, pero España tendría que vacunar «diez veces más rápido» de lo que lo hace ahora. Así lo explicó Ana Céspedes, directora general mundial de operaciones de IAVI (organización global líder en investigación mundial en vacunas) y miembro del Steering Comittee del Instituto ProPatiens durante la conferencia ‘COVID19: ¿Qué debemos saber y qué podemos esperar -de verdad- en 2021?’, organizada por Instituto ProPatiens para directivos de sus asociaciones de pacientes colaboradoras. 

Céspedes explicó que la Covid-19 «no es como la gripe«, es más contagiosa y mortal, aunque no tan mortal como podrían ser otras patologías como el SIDA. Asimismo, señaló que es algo que no se podía prever y que los científicos afirman que se va a quedar entre nosotros. Se trata de un virus que ocasiona una patología con caras muy diferentes: 70% de contagiados asintomáticos, el 1% mueren, pero también hay persona afectadas a largo plazo. En España han muerto cerca de 1.500 personas por cada millón de habitantes, un dato superior al de otros países de nuestro entorno.

La experta incidió en que la vacuna es parte de la solución, pero no la única, por lo que es fundamental continuar con las prácticas de responsabilidad individual, la realización de pruebas de detección y seguir investigando tratamientos contra la enfermedad.

Con respecto a la rapidez con la que se han desarrollado las distintas vacunas, la directora general mundial de operaciones de IAVI detalló que el dentro del propio sector no pensaban que fuera posible hacerlo tan rápido, pero que no se han utilizado atajos técnicos, sino que se debe a cuatro razones: la primera es que las cifras de inversión son «alucinantes» por lo que, en lugar de probar distintas posibilidades secuencialmente (cuando una falla, se intenta otra), se ha hecho en paralelo (todas a la vez) y, al tratarse de dinero aportado por los distintos países, se ha empezado a producir la vacuna antes de saber si funcionaría, a riesgo de tener millones de dosis que no se utilizarían en caso de no aprobarse. En segundo lugar, los organismos reguladores de todo el mundo «no han tenido un día de descanso» y han trabajado conjuntamente con los laboratorios para ir evaluando las vacunas a medida que se iba teniendo información, y no al final del proceso. Como tercer motivo, Céspedes señaló que reclutar a los pacientes para el ensayo clínico es una de las partes que llevan más tiempo y, en este caso, había muchos voluntarios disponibles. Como factor final, está la suerte de que las vacunas hayan funcionado.

Los efectos adversos de la vacuna es otro tema a cerca del que se escuchan muchos comentarios. Ana Céspedes dijo durante su charla que los de cada una de cada una de ellas son diferentes, en su mayoría leves y remiten en un par de días a excepción del shock anafiláctico (ocasionado probablemente por una reacción alérgica), que se ha producido en muy pocos casos en todo el mundo y no ha fallecido nadie a causa del mismo.

En el caso de las personas ya vacunadas, es fundamental que continúen utilizando mascarilla porque, aunque no desarrollarán la enfermedad, no se sabe su pueden contagiar a otras personas. 

En otro orden de cosas, en relación a las distintas mutaciones del virus, está en estudio la eficacia de las vacunas disponibles para las mismas, que seguramente sea inferior, pero en ningún caso será cero. Probablemente sea necesaria una nueva dosis actualizada «pero no hay que alarmarse», ya que es algo que se hace dos veces al año con la vacuna de la gripe.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *