Seleccionar página

Manifiesto contra la «soledad no deseada» en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Manifiesto contra la «soledad no deseada» en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), junto con la Fundación CERMI Mujeres, han lanzado la campaña “SOS soledad, yo también cuento”, con el objetivo de alertar sobre el problema de la soledad no querida en nuestra sociedad, que afecta a más del 38% de las personas con discapacidad.

Desde CERMI de la Comunitat Valenciana, se pide el impulso de estrategias adecuadas que sirvan para mitigar “el gran mal del aislamiento social que afecta a las personas con discapacidad”.

Las mujeres y hombres con discapacidad se enfrenten en su día a día a situaciones de aislamiento social, de separación de la vida en comunidad, que provocan mayores dosis de soledad forzosa», explican desde CERMI.

La falta de accesibilidad de entornos, productos y servicios, la imposibilidad o la dificultad extrema de ejercer los derechos fundamentales, la inactividad obligada o la ausencia extendida de apoyos para una autonomía personal efectiva son las situaciones contra las que trata de luchar la organización.

Así CERMI recuerda que los mayores son quienes sufren mayor riesgo de vivir soledad, junto a los niños que son víctimas de violencia, las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo o con problemas de salud mental, discapacidades sobrevenidas en la vida adulta o en la edad avanzada, y en general, las que tienen con grandes necesidades de apoyos.

Factores como la edad, el tipo de discapacidad, la procedencia o el lugar de residencia provocan más soledad. Todo ello «se multiplica» si se trata de mujeres con discapacidad, explican desde CERMI.

%

Personas con discapacidad que viven solas en España

%

Personas con discapacidad que viven en situación de soledad no deseada en España

Según CERMI, más de un 20% de las personas con discapacidad viven solas y un 38% de estas viven en soledad no deseada. El 74% de las personas con discapacidad que viven solas son mujeres, por lo que «la soledad tiene rostro de mujer».

Ante esta situación CERMI reclama cumplir los mandatos de la Convención Internacional de los Derechos de las personas con Discapacidad, cuyo eje es la inclusión y la vida en comunidad.

La organización también pide una estrategia de inclusión en la comunidad que permita a las personas institucionalizadas vivir según sus propios deseos y preferencias.

La lucha contra el acoso escolar por razón de discapacidad, aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías para el acompañamiento y empoderamiento de los mayores con discapacidad, favorecer el voluntariado social de las personas con discapacidad o crear una estrategia a nivel estatal de desarrollo rural inclusivo, son otras de las peticiones de CERMI.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *