Seleccionar página

Dra. Paloma Borregón: «La psoriasis tiene una gran afectación psicológica y entre todos tenemos que hacer que eso cambie»

Dra. Paloma Borregón: «La psoriasis tiene una gran afectación psicológica y entre todos tenemos que hacer que eso cambie»

La psoriasis es una enfermedad crónica, de base autoinmune e inflamatoria de la piel que cursa con placas y descamación y que tiene consecuencias tanto físicas como emocionales en quienes la padecen. A día de hoy se desconoce la causa que provoca este proceso, pero cada vez existen más tratamientos para esta enfermedad. La Dra. Paloma Borregón, Dermatóloga de la Clínica Iván Malagón en Madrid y una de las grandes divulgadoras de su especialidad en la actualidad, nos habla sobre ella.

-¿Qué es la psoriasis?

-Se trata de una enfermedad crónica e inflamatoria de la piel, muy prevalente, que causa malestar tanto físico como psicológico a quienes la padecen. Las personas con psoriasis tienen placas descamativas nacaradas en las zonas de extensión, como los codos y cursan por brotes. Por desgracia no sabemos aún a día de hoy que desencadena este proceso autoinmune, aunque afortunadamente en psoriasis se está investigando mucho y todos los años aparecen tratamientos que ayudan a los pacientes a aliviar los brotes y a poder tener una mejor calidad de vida, pero sin duda es una de las enfermedades de la piel que más carga psicológica tiene.

-Cursa con brotes, ¿sabemos qué es lo que los origina?

-En algunos casos sí. Tenemos diferentes tipos de psoriasis y por ejemplo en la psoriasis de gotas, que aparecen unas placas muy pequeñitas como si fueran gotas, sabemos que se origina el brote tras una infección, así que en cuanto el paciente tiene una infección debe tomar antibiótico para tratar de frenar ese brote que aparece a consecuencia de la infección. Por supuesto, siguiendo siempre las pautas del especialista. En otras psoriasis, como la psoriasis con placas, la más habitual,  sabemos que un factor importante es el estrés, pero en general el estrés es un factor perjudicial para todas las enfermedades de la piel. Los pacientes con psoriasis mejoran cuando están de vacaciones, descansando, en un lugar con mar porque tanto el sol, el ambiente húmedo, el agua del mar son buenos para su piel. El sol actúa como inmunomodulador, y siempre que los pacientes se expongan a él de forma controlada y responsable, notará cierta mejoría. Pero todo esto en los casos menos graves.

Desconocemos qué es lo que origina la psoriasis, pero sí sabemos que el estrés es un factor que puede desencadenar los brotes y que en general es perjudicial para todas las enfermedades de la piel

Además del malestar físico que ocasiona la psoriasis, está la parte psicológica. Es fundamental que estos pacientes dejen de estar estigmatizados y aunque se ha avanzado, aún queda mucho en este aspecto

-El tratamiento ¿varía entonces en función de la gravedad o es igual para todos?

-El tratamiento varía en función de la gravedad del caso, hay pacientes que pueden llegar a tener un 90% del cuerpo afectado y que incluso requerirán ingreso hospitalario. En los casos más leves, la psoriasis se suele tratar con corticoides tópicos para controlar esos brotes. Es muy importante hacer aquí un inciso para recordar a todos los profesionales que en estos casos no es aconsejable dar corticoides por vía oral o pinchados, porque al quitar el corticoide puede haber un efecto rebote realmente importante para el paciente, así que siempre en estos casos, por vía tópica. En el siguiente escalón de los tratamientos, cuando la psoriasis es más severa, tendríamos que recurrir a inmunosupresores que regulan la inmunidad, pero son más fuertes y por eso hay que saber bien cuando recurrir a ellos. En casos más severos tenemos los fármacos biológicos.

-Además del aspecto físico, sin duda importantísimo, hay una parte importante de la psoriasis que es la psicológica o emocional…

-Sí, es una de las enfermedades de la piel que más problemas de carácter psicosocial provoca. Hay muchos estudios que relacionan la psoriasis con la depresión, con el suicidio. Afortunadamente a día de hoy, las personas con psoriasis están menos estigmatizadas, pero todavía sufren cuando van a la piscina, a la playa. Hay que hacer hincapié en que es una enfermedad de la piel no contagiosa y tenemos que entre todos ayudar a normalizar la vida de estos pacientes.

-Cuando el brote está controlado y el paciente lleva una vida normal, ¿tiene que cuidar su piel de una forma especial, llevar algunas rutinas?

-Es importante que se cuide la piel, por supuesto, cuanto más hidratada esté,  menos se inflamará. Por otro lado los pacientes con psoriasis, tienen mayor riesgo cardiovascular, síndrome metabólico, resistencia insulínica, por lo que deben llevar un estilo de vida lo más saludable posible, con una alimentación sana, variada y equilibrada, haciendo actividad física, descansando correctamente…Es muy importante que tengan estos consejos en cuenta para que puedan llevar una vida lo más normal y sana posible.

Dra. Paloma Borregón

La Dra. Paloma Borregón, de la Clínica Iván Malagón de Madrid, es una de las grandes divulgadoras en salud en las redes sociales. Además colabora con diversos medios de comunicación y tiene su propio blog. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *