Seleccionar página

Dr. Francisco José Saéz: «Las enfermedades crónicas afectan a 19 millones de españoles y son responsables de más de 300.000 muertes al año»

Dr. Francisco José Saéz: «Las enfermedades crónicas afectan a 19 millones de españoles y son responsables de más de 300.000 muertes al año»

«El problema radica en que construir hospitales gana elecciones, pero la prevención de las enfermedades crónicas y la promoción de hábitos saludables, no aporta resultados en 4 años» afirma el Dr. Francisco José Saéz, responsable del Grupo de Cronicidad de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG)

LA ENTREVISTA EN DATOS

MILLONES DE ESPAÑOLES SUFREN ENFERMEDADES CRÓNICAS

MIL MUERTES AL AÑO POR ENFERMEDADES CRÓNICAS

%

DE LA POBLACIÓN DE MÁS DE 65 AÑOS TIENE UNA ENFERMEDAD CRÓNICA

millones de euros de gasto sanitario por pacientes crónicos al año

¿Cuántos pacientes crónicos hay en España? ¿Qué enfermedades crónicas son más habituales en España?

Es difícil precisar el número exacto de personas afectadas por las enfermedades crónicas en nuestro país, considerándose que estas enfermedades afectan a más de 19 millones de personas (casi 11 millones son mujeres), según datos del Informe Cronos. Su prevalencia se concentra especialmente en los mayores de 55 años y aumenta con la edad. Son responsables de más de 300.000 muertes al año (74,45% del total) y las que mayor impacto tienen sobre la esperanza y la calidad de vida de los ciudadanos, especialmente sobre los de edad avanzada.

Cuando hablamos de las más frecuentes, según el Informe del SNS de 2017, los problemas de salud crónicos más frecuentes en la población adulta son la hipertensión arterial (18,4%) el dolor de espalda lumbar (17,3%), la hipercolesterolemia (16,5%), la artrosis (16,4%), y el dolor cervical crónico (14,7%). En los últimos veinte años la hipertensión ha pasado de afectar al 11,2% de la población adulta al 18,4%, la diabetes del 4,1% al 6,8%, la hipercolesterolemia del 8,2% al 16,5%. En la infancia, las enfermedades crónicas prevalentes son la alergia (10,0%) y el asma (5,2%).

Pero no debemos olvidar que en España las tres principales causas de muerte por grandes grupos de enfermedades son las del sistema circulatorio (30,3% del total), los tumores (27,5%) y las enfermedades del sistema respiratorio (11,7%), todas ellas claramente enfermedades crónicas.

%

de las muertes en españa se producen por enfermedades crónicas

¿Cuánto influye el envejecimiento de la población en el aumento de enfermos crónicos?

Como ya hemos mencionado antes, a partir de los 55 años se concentra el mayor número de pacientes crónicos. La evaluación de la Estrategia del Abordaje de la Cronicidad realizada en 2019 estima que el 34% de la población presenta al menos un problema crónico, porcentaje que alcanza el 77,6% en las personas de 65 y más años.

 No obstante, además de la esperable asociación con la edad, se identifica un claro incremento en las patologías crónicas en función del descenso del nivel de renta, mientras que no se observan grandes diferencias dependientes de un entorno más o menos urbano o rural.

¿En qué consiste el Grupo de Trabajo de Cronicidad de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG)?

El Grupo de Trabajo en Cronicidad de la Sociedad Española de Medicos Generales y de Familia (SEMG) es la reunión de un grupo importante de profesionales sanitarios, mayoritariamente médicos de Familia, vinculados a la Atención Primaria de Salud, que se constituyó en el año 2006, ante el cambio detectado en el abordaje de las enfermedades en el mundo y la implicación del primer nivel asistencial en el diagnóstico, control y seguimiento de éstas.

¿Cuáles son vuestros objetivos y funciones?

En ese marco de cambio de las enfermedades, es preciso abordar el cambio en la cultura de los profesionales, orientando su actividad al abordaje de las enfermedades crónicas, posibilitar la reflexión sobre la necesidad de trabajar de forma eficaz, asumiendo las características diferentes del abordaje de los pacientes crónicos complejos y el trabajo transversal con procesos asistenciales integrados entre los distintos niveles del Sistema Nacional de Salud.

De igual forma, hemos de plantearnos nuestra corresponsabilidad para garantizar la sostenibilidad del sistema, mejorando la calidad de la atención sanitaria a través del uso apropiado, ajustado al mejor conocimiento disponible, seguro y proporcionado, de los servicios y tecnologías sanitarias.

Por ello, desde el Grupo en Cronicidad de SEMG nos planteamos una intervención transversal sobre la formación que imparte nuestra sociedad, así como la participación en todos los eventos, estrategias y documentos de trabajo que aborden la misma, desde los iniciados en estamentos oficiales, a los realizados por las asociaciones de pacientes.

%

del gasto sanitario ocupado por pacientes crónicos

El sistema sanitario español se centra principalmente en los pacientes agudos ¿Debería enfocarse más en los pacientes crónicos? ¿Por qué?

El trabajo a realizar en las patologías crónicas es completamente diferente al de las patologías agudas, por lo que, si no cambiamos esta forma de proceder, nuestro Sistema Nacional de Salud será insostenible, dejando de prestar atención a los pacientes más necesitados.

Debemos considerar que, si el perfil del paciente está cambiando, el patrón de enfermedades está cambiando, el sistema de salud también debería hacerlo. Pero no se está sincronizado con las prioridades ni las necesidades de hoy. El desfase entre lo que hacemos y lo que se necesita se hará mayor si no se desarrollan unas políticas activas de reforma del sector sanitario con el apoyo de profesionales y pacientes, ya que, sin estos últimos, es imposible cualquier abordaje.

Lo fácil es hablar de Estrategias de Atención a la Cronicidad, lo difícil es plasmar estas en el día a día, explicando los cambios que ello supone en la atención a los ciudadanos y su necesario compromiso en las actividades preventivas y de promoción de la salud.

¿Qué hacéis desde la SEMG para contribuir a que se produzca ese cambio en el modelo hacia los crónicos?

Como ya hemos comentado antes, en SEMG planteamos dos formas de actuación claras. Por un lado, aumentar la formación transversal en los profesionales de Atención Primaria, abandonando conceptos individuales de cada patología o sector (de hecho una de nuestras ultimas actividades , denominada Apúntate a la asistencia en equipo del paciente crónico plantea este abordaje de pacientes con patología cardiovascular y respiratoria crónica desde el punto de vista médico-enfermero) organizando un Foro de Cronicidad anual, donde participan todos aquellos profesionales, pacientes y ciudadanos implicados en las Enfermedades Crónicas (de hecho el del año 2020, a celebrar en octubre en la localidad madrileña de El Escorial, es compartido con la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología-SEGG).

Por otro, implicándonos en el trabajo con las Asociaciones de pacientes, otras sociedades científicas, industria sanitaria y otros colaboradores en estrategias de información, difusión y mejora del abordaje de los pacientes crónicos, participando en las diferentes estrategias de cronicidad, 17 en es te momento en nuestro país, que ha establecido la Administración.

Quizá el problema radique en el poco resultado cortoplacista de esta intervención, ya que construir hospitales gana elecciones, pero la prevención y la promoción no aporta resultados en 4 años.

Dr. Francisco José Diáz

Responsable del Grupo de Cronicidad de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG)

¿A cuánto asciende el gasto en pacientes crónicos para la sanidad pública? ¿Invertir en prevención ayudaría a reducir la cifra de pacientes crónicos en España y todo el gasto que esto supone?

La estimación realizada en 2014 hablaba de que la mitad de la población origina el 3,6% del gasto sanitario total (71 € por persona); mientras que los pacientes crónicos complejos suponen casi el 80% del presupuesto; un 1% de la población, incluidos entre los pacientes crónicos gastó el 23% del gasto (22.852 € por persona). El gasto medio más elevado, tanto en mujeres como en hombres, se da entre los 80 y los 89 años de edad. La población con una enfermedad crónica tiene un gasto medio anual de 413 €; con cinco, de 2.413 €; y con 10, de 9.626 €. El gasto medio varía según patologías, desde los 2.854 € en los pacientes con depresión grave a los 8097 € de los pacientes con infección por el virus de la inmunodeficiencia humana/sida.

Es evidente que es necesario invertir en prevención de las enfermedades y que toda la organización sanitaria debe estar implicada en la promoción de hábitos saludables en la población, con especial participación de la Atención Primaria (abandono del hábito tabáquico y del consumo nocivo de alcohol, realización de actividad física beneficiosa para la salud y alimentación saludable). En el 26,4% de las personas atendidas en el año 2017 en las consultas de Atención Primaria del Sistema Nacional de Salud consta la realización de actividades de promoción y prevención, lo que es un número bastante mejorable.

Quizá el problema radique en el poco resultado cortoplacista de esta intervención, ya que construir hospitales gana elecciones, pero la prevención y la promoción no aporta resultados en 4 años.

¿Qué previsiones tenéis desde la SEMG en este cambio de modelo sanitario hacia una medicina preventiva?

Desgraciadamente las expectativas no son nada favorables. La importancia dada en medio de la crisis económica al abordaje de la cronicidad parece haberse diluido con la mejora de los resultados económicos. El envejecimiento de los baby Boomers, casi todos ellos por encima de los 55 años, en plena subida de patología crónica, supone un reto importante para el SNS que las autoridades parecen ignorar.

Pero la reaparición de hábitos poco saludables (el vapeo, los nuevos encuentros de sexualidad, la promoción de la Quick food o de dietas no estructuradas, el aumento de la obesidad infantil…) está todavía agravando mas el riesgo de seguir elevando los ratios de enfermedades crónicas.

Todo ello, junto con la desinversión en el sistema sanitario y la ausencia de médicos de AP por la jubilación y las condiciones laborales de los mismos en España, nos hacen ser pesimistas en el cambio de modelo. Pero en SEMG seguiremos trabajando en ello, junto con los pacientes y los ciudadanos, para evitar que el slogan de “la mejor sanidad del mundo” que dicen nuestros representantes políticos, pase a ser una realidad duradera.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *