Seleccionar página

“La sinergia tecnología-médico-paciente ha puesto al ciudadano en el centro de los sistemas sanitarios empoderándolo”

“La sinergia tecnología-médico-paciente ha puesto al ciudadano en el centro de los sistemas sanitarios empoderándolo”

Entrevista a Carlos Royo, Director de Estrategia de Salud de GMV y Presidente de la Comisión de Salud Digital de AMETIC sobre tecnología sanitaria

¿Qué aporta en términos de sinergia la relación y simbiosis entre ingeniería – medicina – paciente y sociedad?

La relación entre Paciente, sociedad y medicina es obvia. Se lleva produciendo desde los albores de la humanidad. La Historia de la Medicina así lo demuestra. Existen tratados sobre esta relación desde hace muchos siglos, siendo en el Juramento Hipocrático donde se especifican las labores de cuidados que el médico debe tener para con sus pacientes. Siglos después, esta relación se ha ido configurando de un modo muy específico llegándose a modelos casi exclusivos para esta relación médico – paciente, la llamada Relación de Agencia, donde la confianza era la base de la misma, ya que el paciente delegaba en el profesional sanitario la toma de decisiones puesto que el primero no dispone de los conocimientos que sí tiene el segundo.

Estas últimas décadas y en gran parte gracias a las tecnologías desarrolladas en los últimos tiempos, han permitido poner al ciudadano en el centro de los sistemas sanitarios empoderándolo. La sinergia tecnología – médico – paciente, también ha existido desde siempre, recordemos que los egipcios realizaban trepanotomias con instrumental muy similar al actual, basta una visita al templo de Esculapio en Grecia para poder observar las herramientas con las que se trabajaba entonces y que, en algunos de los casos, son perfectamente identificables por los profesionales sanitarios de hoy debido a su gran similitud.

El salto exponencial de los últimos años lo han dado las mal llamadas “nuevas tecnologías”, que ya no son tan nuevas y sobre todo el acceso universal a las mismas, incluyendo en este epígrafe las redes sociales que han permitido la comunicación inmediata entre los profesionales entre sí y con los pacientes/ciudadanos y sociedad. Gracias a ellas, la relación que se establece es de “tú a tú” entre los profesionales de la salud y los ciudadanos.

Antari es un conjunto de productos de e-Health y soluciones de epidemiología que abarca desde soluciones en el ámbito de la atención y monitorización de pacientes crónicos, sistemas de telemedicina (medicina no presencial) de atención primaria-especializada, telerehabilitación, sistemas de radiología digital y sistemas de control epidemiológico que hacen uso de los últimos avances y tecnologías en el campo de la salud.

¿Qué ventajas aporta Antari, la suite de productos de e-Health de GMV a un mejor seguimiento y control del paciente crónico? ¿y del agudo?

GMV, multinacional española de ingeniería, de reconocido prestigio mundial en sectores como espacio, defensa, aeronáutica, transporte y seguridad/ciberseguridad, realizó su incursión hace más de veinte años en el sector de la salud. Comenzó desarrollado un simulador para el entrenamiento de los artroscopistas (Insigth) y posteriormente, apostó por ofrecer a pacientes y especialistas Antari, una suite de productos de Salud Digital entre los que figura su plataforma de Telemedicina o Telesalud (hoy nosotros utilizamos el concepto Atención no Presencial, que consideramos más clarificador e incluyente con otros profesionales sanitarios).

El espíritu de Antari, en su versión de medicina no presencial, ha sido, tanto poner en contacto a un paciente con su médico o profesional sanitario que le vaya a tratar, independientemente de donde estén ubicados ambos, así como permitir a profesionales de distintas especialidades interactuar en un acto médico mediante la plataforma. Si bien la conexión se realiza mediante videoconferencia, su enfoque está claramente definido hacia el acto médico o acto asistencial. Ese acto clínico lleva aparejado la trazabilidad absoluta de la interconsulta, la seguridad de la misma y de los datos, así como su registro. Estamos hablando de trabajar con un informe clínico y una Historia Clínica que son almacenados de forma segura y accesible, en cualquier momento, por el propio paciente o por el profesional.

La plataforma Antari de medicina no presencial fue diseñada también para el control y seguimiento de los pacientes crónicos, permitiendo al profesional monitorizar y evaluar su situación, así como los resultados de las terapéuticas que le prescribe. Ello, sin necesidad de acudir al domicilio del paciente o de que éste tenga que desplazarse al centro de salud, si su situación clínica no lo requiere. La incorporación de formularios de autoevaluación y de guías clínicas para el seguimiento de patologías específicas crónicas como la hipertensión arterial, la diabetes o el EPOC, han hecho de la plataforma de medicina no presencial Antari una solución magnífica para el seguimiento y control de estos pacientes cuyas patologías, no olvidemos, suponen el 80% del gasto sanitario y ponen en peligro la sostenibilidad del sistema si no se implementan soluciones como Antari.

En el caso de los pacientes “agudos”, Antari también ha demostrado su eficacia clínica. A través de la plataforma de GMV, el profesional sanitario puede “filtrar” la situación clínica del paciente, dándole los consejos que precise y evitar, en su caso, los traslados innecesarios e ineficientes al servicio sanitario. La atención sanitaria no presencial con plataformas como Antari, durante los peores días de la pandemia de la COVID-19, cuándo pacientes con patologías agudas no acudían al servicio de salud por miedo al contagio, cobran una especial importancia, ya que evitan que queden desatendidos.

carlos royo 1 scaled - “La sinergia tecnología-médico-paciente ha puesto al ciudadano en el centro de los sistemas sanitarios empoderándolo”

¿Qué otras aplicaciones digitales de atención a pacientes en remoto se pueden desarrollar en el futuro y en qué áreas está trabajando en este sentido GMV?

Como comentaba con anterioridad, Antari permite recoger toda la información de una interconsulta, ya sea de un profesional de salud con su paciente o entre profesional – profesional en el estudio o debate de algún caso clínico. Dependiendo de qué tipo de profesional esté conectado y del equipamiento médico que tengamos a disposición, podremos hacer una consulta de tele…, es decir cualquier especialidad, cuidado de enfermería, ayuda psicológica etc.

Antari se ha implementado en distintos casos de uso como telepediatría o teleoftalmología o en mutuas para la exploración y valoración en remoto de accidentados de tráfico. Su versatilidad favorece su adaptación a cualquier contexto en el que se requiera atención sanitaria: hoteles, estaciones de esquí, cruceros….

Como decía anteriormente, Antari es una suite de productos de sanidad digital. Otro de los productos que la conforman es Antari Evidence, plataforma para la explotación de datos clínicos y epidemiológicos. Los datos que quedan registrados, con toda seguridad, en las interconsultas realizadas con la plataforma Antari de medicina no presencial, constituyen una fuente magnífica para el estudio de cualquier tipo de patología, brote epidémico, ensayos clínicos etc.

 

Antari Evidence nació fruto de la experiencia en la explotación de datos clínicos y epidemiológicos obtenida por GMV en proyectos nacionales e internacionales emblemáticos. Este desarrollo, desplegado con tecnología Big Data, permite a las instituciones de salud pública, servicios de salud e institutos de investigación, relacionar datos clínicos, sociales y medioambientales para la obtención de conocimiento, identificar sospechas clínicas y alertas en los sistemas de salud, mediante la automatización de la vigilancia epidemiológica, facilitando la toma de decisiones asistenciales.

La medicina no presencial y la vigilancia epidemiológica cobran un papel protagonista en los tiempos actuales. Tanto las herramientas tecnológicas de atención domiciliaria a los pacientes, como las de ayuda a la toma de decisiones a los profesionales sanitarios.  De hecho, el 82% de los españoles está a favor de las consultas online como alternativa a visitar los centros de salud, frente al 70% del promedio europeo.

%

españoles a favor de las consultas online como alternativa avisitar centros de salud

%

europeos a favor de las consultas online

Según la resolución de la línea de ayudas orientada al I+D+i, los 5.382.500 euros de fondos europeos FEDER que gestiona el Gobierno central en colaboración con las comunidades autónomas, se destinarán a mejorar los servicios públicos sanitarios. Para ello se empleará el procedimiento de compra pública innovadora (CPI) ¿cuál es la valoración que hace GMV respecto de este tipo de ayudas a la innovación, qué oportunidades y qué carencias ven en ellas?

Efectivamente, el Gobierno de España, a través del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital o anteriormente el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, gestionan los fondos europeos recibidos a través del ente instrumental destinado a ello, Red.es.

La función de Red.es es trabajar en la ejecución y despliegue de los planes previstos para la digitalización en España, orientada a la convergencia digital con Europa para mejorar los servicios públicos y desarrollar la economía digital, en nuestro caso los Servicios Públicos Sanitarios. Lo hace sobre dos ejes principales: El fomento al emprendimiento y el despliegue de programas de implantación tecnológica en los servicios públicos de la Administración, especialmente en sanidad, justicia y educación.

Red.es, una vez en disposición de esos fondos, se pone en contacto con las Comunidades Autónomas para proponer la firma de acuerdos. Cuando no ha habido esa disposición presupuestaría, como ha ocurrido en el último período, los criterios de selección se han basado principalmente en el nivel de consecución de la ejecución y en el cumplimiento de indicadores que se trasladan a los proyectos. Con todo, han sido las regiones que mejor han desarrollado convenios anteriores con las que se han negociado nuevos convenios.

El método de Compra Pública Innovadora o cualquier otro que contribuya a ofrecer servicios de calidad a los ciudadanos es adecuado. El instrumento no es la cuestión, sino como se utilice para que los fondos se destinen a unos proyectos que sean ejecutables y que se desarrollen con las garantías necesarias por parte de todos los actores, para que lleguen a convertirse en realidades.

Un caso de éxito de Compra Pública Innovadora es HEXIN, proyecto en el que GMV ha desarrollado una Plataforma de Explotación de Información y Gestión de Datos Clínicos y Epidemiológicos única por sus características en España. Gracias a la aplicación de la Inteligencia Artificial y a su solución de análisis semántico  uQuery®, el proyecto de la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia ha conseguido aflorar más de mil casos de enfermedades raras y obtener sospechas de enfermedades trasmisibles como infecciones agudas respiratorias.

Desde entidades como AMETIC, la patronal representante del sector de la industria tecnológica digital en España, hemos presentado al Gobierno una propuesta que define una serie de macro proyectos tractores en diferentes ámbitos, entre ellos el de la salud, que hemos titulado: “El ciudadano español, gestor de su salud y donante de conocimiento”. El objetivo de este proyecto es, a través de la industria española del sector, hacer una transformación digital drástica y poner a nuestro país en punta de lanza en temas tecnológicos y sanitarios.

La UE financia con más de cinco millones de euros un proyecto de historia clínica interoperable liderado por C-LM y Canarias (‘Iso HCE Historia Clínica Interoperable y Multiregional’ (ISOHCE) que se enmarca dentro del modelo de compra pública innovadora y cuenta con el respaldo y validación de los Ministerios de Sanidad y de Ciencia, Innovación y Universidades. ¿Considera interesante este tipo de iniciativas relacionadas con la interoperabilidad, cuál es la visión de GMV al respecto? ¿Está la empresa involucrada en algún proyecto de estas características en Europa y/o en España?

La interoperabilidad siempre ha sido una necesidad y más aún en nuestro país donde la gestión sanitaria está descentralizada en las 17 comunidades autónomas, donde cada una tiene sus propios sistemas de información, no siempre compatibles entre ellos. Los avances tecnológicos en interoperabilidad se han desarrollado gracias a la utilización de estándares internacionales que permiten que estos sistemas puedan entenderse los unos con los otros y haciendo posible así que el ciudadano/paciente pueda tener acceso a su información clínica, independientemente de donde resida, o donde haya sido atendido por problemas de salud.

GMV está trabajando en distintos proyectos, tanto nacionales como internacionales, extrayendo y tratando datos de diversas fuentes de información, entre ellas las Historias Clínicas Electrónicas, utilizando metodologías y tecnologías innovadoras, para ayudar a obtener evidencia clínica a diversas instituciones, tanto públicas como privadas. Algunos de estos proyectos son, a nivel nacional HEXIN, que hemos comentado en la pregunta anterior. A nivel internacional quiero destacar el Proyecto HARMONY. GMV ha desarrollado una plataforma que está trabajando con la mayor base de datos europea de enfermos oncológicos, para la búsqueda de evidencia en enfermedades hematológicas. El objetivo final que persigue es hallar tratamientos eficaces para cada uno de estos tipos de cánceres. Se trabaja con datos de 100.000 pacientes europeos con neoplasias hematológicas en un consorcio europeo conformado por más de 50 instituciones de toda Europa.  

carlos royo 2 scaled - “La sinergia tecnología-médico-paciente ha puesto al ciudadano en el centro de los sistemas sanitarios empoderándolo”

En 2019 el pleno del Comité de las Regiones de la UE en Bruselas aprobó la propuesta de la Región de Murcia para crear la historia clínica electrónica europea para el intercambio transfronterizo de datos de forma segura. ¿Qué papel podría jugar la suite Antari o las soluciones tecnológicas de GMV en este contexto integrador europeo?

Los asuntos de interoperabilidad son fundamentales en el ámbito de la salud ya que los ciudadanos y pacientes nos movemos no solo dentro del territorio nacional, también en el europeo, tanto por cuestiones de ocio y turismo como laborales.

Disponer de una historia clínica electrónica donde el profesional sanitario pueda ver los antecedentes del paciente que tiene delante, provenga de donde provenga, es un sueño que hemos tenido muchos desde hace años. Una parte muy importante de la atención sanitaria es la prescripción de medicamentos, por lo que la receta electrónica, va a ser una herramienta magnífica para la correcta prescripción, dotando de más calidad, seguridad y control a esta actuación médica.

GMV vamos un poco más lejos, creemos en el concepto de la Historia Clínica Inteligente, donde tecnologías como la Inteligencia Artificial o el Big Data logra que toda la información registrada del paciente sea generadora de conocimiento para una mejor atención a sus demandas sanitarias, no solo para tratar su enfermedad, sino para actuar de modo preventivo, abordando el control de patologías crónicas, consiguiendo un mejor seguimiento de comorbilidades, haciendo realidad la implementación y adecuación a planes terapéuticos digitales, trabajando en la evaluación sistemática y continua del estado de salud.

Toda esa información permitirá el “empoderamiento” del ciudadano/paciente, haciéndose gestor de su propia salud y aportará un nivel de conocimiento a los profesionales del estado real de cada uno de sus pacientes, así como el de la comunidad, ayudando poderosamente a prevenir, identificar, tratar y evaluar situaciones de crisis como la de la pandemia de la COVID-19.

Las herramientas tecnológicas de GMV, así como sus productos como la suite Antari, en sus diversas modalidades y casos de uso, están enfocadas a esta visión trasformadora de lo que creemos que debe ser la atención sanitaria contemplada de una manera global u holística.

La Historia Clínica Inteligente permitirá el “empoderamiento” del ciudadano/paciente, haciéndose gestor de su propia salud y aportará un nivel de conocimiento a los profesionales del estado real de cada uno de sus pacientes, así como el de la comunidad, ayudando poderosamente a prevenir, identificar, tratar y evaluar situaciones de crisis como la de la pandemia de la COVID-19.

La estandarización de la futura historia clínica para toda Europa supone un gran reto a la vista. El proyecto epSOS europeo concluyó ¿Qué conclusiones extrajeron y qué líneas de avance tecnológico surgieron de él en relación con el futuro de la medicina no presencial y la interoperabilidad?

El proyecto epSOS tenía como fin apoyar el desarrollo y la utilización de soluciones de sanidad electrónica interoperables, prestando atención específica a la telemedicina y a la sanidad móvil (m-Health). Al abordar las conclusiones se observó que los retos, más que de desarrollo tecnológico, que no eran tales siendo completamente factible su utilización para el objetivo que se perseguía, eran otros relacionados con cuestiones relativas a la protección de datos personales, las infraestructuras y los servicios de computación en nube, que requieren desarrollar directrices, normativas y reglamentaciones concretas para garantizar la protección de los datos de salud.

La necesidad de disponer de una historia clínica electrónica existe, la tecnología también, solo habrá que adecuar esos aspectos antes citados, así como contar con la voluntad política de los distintos estados miembros para llevar a cabo los cambios necesarios. La pandemia del SARS COV 19 ha venido a demostrar con su tozuda realidad que debemos implementar esta serie de soluciones mucho más pronto que tarde.

carlos royo 4 scaled - “La sinergia tecnología-médico-paciente ha puesto al ciudadano en el centro de los sistemas sanitarios empoderándolo”

Tecnología y Medicina son dos entornos de la ciencia destinados a entenderse en beneficio del paciente ¿Qué propuestas y recomendaciones considera que deberían ser tenidas en cuenta por las administraciones y los gestores sanitarios en relación con estos aspectos? ¿Cuál es el posicionamiento de GMV en este sentido?

Creo que el posicionamiento frente a todo lo expuesto en la pregunta se ha ido desgranando a lo largo de las respuestas anteriores. La convicción de GMV es firme: defendemos la urgencia de impulsar la Trasformación Digital del Sistema Nacional de Salud, tanto para conseguir que sea sostenible como para poder colocar al ciudadano en el centro, con el empoderamiento suficiente que le permita gestionar y decidir sobre qué es lo que cree más conveniente para su salud, obviamente acompañado en este viaje por sus profesionales.

Creo sinceramente que estamos en un momento crucial para acercarnos a esta realidad soñada. La pandemia de la COVID-19 ha hecho saltar muchas alarmas al ver nuestros sistemas sanitarios, a nivel mundial, muy estresados y en algunos casos hasta colapsados. Tenemos que extraer una lección muy importante de lo aprendido y dar los pasos necesarios para que no se vuelva a repetir esta situación de estrés. Hay que encontrar la oportunidad de esta terrible crisis. La sostenibilidad del sistema sanitario ya estaba en peligro por factores como el envejecimiento de la población, el altísimo número de pacientes crónicos y el elevado coste de sus patologías, el relevo generacional que se va a producir en nuestro país entre los profesionales de la salud, con una jubilación masiva de médicos en los próximos cinco años… y otros factores determinantes. Además, llega la pandemia y esto se multiplica y acelera.

Es el momento, tenemos que abordar esa trasformación digital y tenemos que hacerlo ahora si queremos garantizar la sostenibilidad nuestro Sistema Nacional de Salud. Por suerte, estamos trabajando en iniciativas muy interesantes como el Macro Proyecto tractor en Salud propuesto por AMETIC del que hable anteriormente y que tengo el honor de coordinar, donde se definen todas las líneas de acción que deberían realizarse en nuestro país en los próximos cinco años para implementar esa trasformación digital. Para que, además de “solucionar” los grandes retos que tenemos en nuestra sanidad, seamos capaces de poner a España en punta de lanza del avance tecnológico y, por ende, obtener magníficos resultados en salud situándonos como referente a nivel internacional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *