Seleccionar página

«La sanidad privada ha demostrado su total disposición y disponibilidad para salvar vidas con la crisis de la Covid-19»

«La sanidad privada ha demostrado su total disposición y disponibilidad para salvar vidas con la crisis de la Covid-19»

Entrevista a Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS

Instituto ProPatiens entrevista a Marta Villanueva, directora general de la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), que analiza la colaboración público-privada, la situación de la sanidad privada en España y su participación en la crisis de la Covid-19.

Pregunta. IDIS apuesta fuertemente por la colaboración público-privada, ¿cuáles considera que son las principales ventajas para los pacientes de esta colaboración en sanidad?

Marta Villanueva. Las principales ventajas para el paciente vienen determinadas por la mejora general en el acceso al sistema y, por lo tanto, a todos los servicios sanitarios. Esto es muy potente porque disminuimos los tiempos de espera en general y mejoran la equidad y el acceso  en el sentido de que el paciente puede acceder a la tecnología de vanguardia que está instalada en el sector privado. Existe una mayor confortabilidad debido a la propia arquitectura y diseño que ofrece la sanidad privada y las infraestructuras en los centros privados. No olvidemos que la sanidad privada cuenta con 458 hospitales que representan el 57% del total. La experiencia del paciente en el sistema es muy positiva, según los datos que arroja el informe que hemos elaborado respecto al índice de satisfacción y experiencia tanto en urgencias como en consultas, en hospitalización y, básicamente,  esto permite a todos los pacientes tener los recursos necesarios, la tecnología adecuada y los profesionales a su disposición.

P. Recuentemente han presentado un manifiesto con 10 objetivos para lograr un sistema sanitario sostenible (para acceder al manifiesto completo, pinchar aquí), ¿cómo cree que puede colaborar la sanidad privada en la sostenibilidad del sistema?

M. Villanueva. Nosotros en estos diez principios, que no deja de ser un decálogo de objetivos, señalamos lo que creemos que la sociedad civil entiende como una mejor sanidad. No pretendemos hacer ninguna propuesta en concreto, lo que queremos es una sanidad de máxima calidad que esté enfocada en el paciente, que cuide adecuadamente a sus profesionales, que sea eficiente, que sea colaborativa (porque es vital contar con los recursos desde un modelo estructural y estratégico colaborativo), trabajar desde la equidad y que sea, por supuesto, accesible. También queremos una sanidad digitalizada, tecnológicamente avanzada y, por tanto, que el parque tecnológico se actualice adecuadamente, que sea transparente en cuanto a la información… Los pacientes tienen derecho a conocer los resultados de salud de los grupos hospitalarios para decidir en qué lugar quieren ser atendidos, y por supuesto, queremos una sanidad correcta y adecuadamente financiada. En todo esto, queremos que la sanidad privada sea un factor intrínseco dentro de la asistencia y no sostenido solo con medidas coyunturales y puntuales.

P. Por comunidades autónomas, ¿cuál es la diferencia en este tipo de colaboración público-privada?

M. Villanueva. El mecanismo administrativo como fórmulas de colaboración es un modelo exclusivo para los funcionarios de la administración central y las concesiones se circunscriben a las comunidades de Madrid, la Valenciana y La Rioja. En referencia a los conciertos entre los servicios regionales de salud y los privados, evidentemente contribuyen de manera significativa a desahogar las listas de espera y ofrecer asistencia sanitaria en todas las zonas geográficas en las que el sistema público no cuenta con infraestructuras o adaptaciones sanitarias suficientes. En cuanto a los conciertos, se realizan en diversas áreas, entre otras en hospitalización, diagnóstico por imagen, transporte sanitario, terapias respiratorias y diálisis. Los conciertos en términos de PIB suponen un 0,7% de aportación. Por último, dentro de los conciertos tenemos otra tipología que es la de concierto singular. Mediante acuerdos puntuales, un hospital privado se vincula con el sistema sanitario público, los hospitales privados quedan por tanto incorporados a la red sanitaria pública.

P. La sanidad pública y la privada unieron fuerzas en la primera ola del Covid-19, ¿qué esperan desde IDIS para esta segunda ola?

M. Villanueva. La Crisis de la Covid realmente ha roto las costuras del sistema sanitario y la sanidad privada ha demostrado desde antes de que se publicara el mando único, su total disposición y disponibilidad para salvar vidas. Durante el pico más alto de la pandemia, la sanidad privada atendió a un 16% de los hospitalizados y en este momento se encuentra con una dotación perfecta en recursos humanos y recursos sanitarios. Estamos a disposición de lo que el Gobierno decida en cuanto a hacer uso de la sanidad privada y la plena disposición para poder compartir y para poder atender a los pacientes que fuera necesario si así se considerara.

P. Según sus datos, ¿cuál es la percepción que tienen los pacientes de la sanidad privada?

M. Villanueva. La Fundación IDIS funciona siempre trasladando un mensaje basado en datos objetivos, datos que emanan de nuestros informes, tanto del Barómetro de Sanidad Privada (puedes acceder al informe completo pinchando aquí), donde la valoración global de la sanidad privada se sitúa en un 7,5, y los resultados en el ‘viaje’ del paciente (el proceso de admisión, consulta, hospitalización…) supera puntuaciones de 7 en todos los servicios ofrecidos.

Durante la pandemia hicimos una encuesta de percepción de la sanidad privada y nos sorprendieron los resultados (la encuesta completa se puede leer pinchando aquí) porque los ciudadanos con cobertura exclusivamente pública en un 66% consideraban importante la colaboración de la sanidad privada para reducir la saturación de la sanidad pública, el 71,7 opinaba que todos los tiempos de espera y la accesibilidad de la sanidad privada eran puntos fuertes y cerca del 60% consideraron una valoración muy positiva a la labor asistencial de los hospitales privados durante la crisis de la Covid-19. Todo esto nos lleva a que, en general, la satisfacción, experiencia y percepción que los usuarios tienen de la sanidad privada sea muy positiva. Son resultados excelentes que hacen que cerca de 11 millones de personas en nuestro país hagan uso de la sanidad privada y elijan de manera voluntaria y libre una doble imposición por tener una sanidad como la privada que les da una cobertura, una confianza y una seguridad que ellos personalmente eligen. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *