Seleccionar página

«La atención del asma puede mejorar muchísimo con más coordinación entre primaria y especializada»

«La atención del asma puede mejorar muchísimo con más coordinación entre primaria y especializada»Puntuación 0%Puntuación 0%

Entrevista a Conxi Grau, presidenta de ASMAMADRID

El 5 de mayo se conmemora el Día Mundial del Asma, una patología que afecta a más de tres millones de personas en España: un 5% de los adultos y hasta el 10% de los niños. Instituto ProPatiens entrevista a Conxi Grau, presidenta de ASMAMADRID, que explica las necesidades de estos pacientes y los retos de cara a los próximos años.

Pregunta. ¿Cuál es la prevalencia del asma en España?

Conxi Grau. El asma es una enfermedad respiratoria crónica que afecta a los pulmones y se puede controlar con los cuidados y tratamiento adecuados. Los estudios epidemiológicos de prevalencia del asma son investigaciones de larga duración que realizan miembros de las sociedades científicas internacionales y, en España, miembros de las sociedades científicas como la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). La prevalencia es variable según la situación geográfica pero ,según estos estudios, y en líneas generales, el asma afecta a más  3 millones de personas en España, con un 5% en adultos y hasta un 10% en edad infantil, observando que la prevalencia aumenta en dicha edad.

P. ¿Cómo suele aparecer? ¿A qué edad? ¿Cuáles son los primeros síntomas?

C. Grau. La irritación de los bronquios se puede desencadenar por diversas causas, internas y externas. Esta irritación produce una inflamación que se inicia con el estrechamiento y la producción de mucosidad que obstruye la vía respiratoria. Este proceso dificulta la respiración y provoca síntomas como tos, sibilancias (pitidos) o sentir que te falta el aire con mayor dificultad para respirar. Su aparición no es exclusiva de una edad determinada, sino que influyen otros muchos factores intrínsecos y extrínsecos.

«Hay causas internas y externas que pueden desencadenar la irritación de los bronquios y la aparición del asma no es exclusiva de una edad, influyen muchos factores»

P. ¿Cómo afecta el asma a la calidad de vida de los pacientes?

C. Grau. El impacto de la enfermedad en las personas afecta en la vida cotidiana, en su estado anímico y emocional, en su relación de pareja, familiar, y en su vida social y laboral. Afecta según el grado de padecimiento. En el asma leve intermitente, o incluso en el moderado, podemos creer que controlamos si se reducen los síntomas, tenemos la percepción de encontrarnos bien y no necesitar el tratamiento, descuidamos el control de los desencadenantes ambientales e ignoramos que la situación se puede agravar. No ser consciente de ello puede transformar nuestra situación y desencadenar asma incontrolada que se puede transformar de moderado a grave. En adultos, el absentismo laboral es una constante; en edad infantil, el absentismo escolar. Podemos tener control del asma si teniendo conocimiento de la enfermedad, aprendemos a afrontarla y no descuidamos el tratamiento.

P. ¿Cómo es el abordaje del asma en cuanto a tratamientos farmacológicos y no farmacológicos?

C. Grau. Para tener un buen control de la enfermedad es necesario, en primer lugar, un diagnóstico precoz, además de cumplir con el tratamiento farmacológico prescrito por el médico y atender los cuidados y educación para la salud que nos facilitan los profesionales de enfermería, siguiendo el plan de acción que han elaborado y realizando la técnica inhalatoria adecuada. Registrar los síntomas nos puede ayudar para ajustar el tratamiento, manteniendo el control periódico por nuestro médico y enfermera. Al mismo tiempo, no hay que olvidar el autocontrol de los desencadenantes, alejándonos en lo posible de ellos.  Debemos realizar actividad física al aire libre, mantener una alimentación equilibrada y variada. Los tratamientos no farmacológicos, como la fisioterapia respiratoria y, en general, todos los autocuidados relacionados con la propia salud física, emocional y los hábitos saludables, deben acompañar siempre al tratamiento farmacológico prescrito por el médico especialista. El descubrimiento de nuevos tratamientos para el asma grave de control difícil favorece que los pacientes que lo padecen recuperen su calidad de vida.

P. ¿Cuáles son las reivindicaciones de ASMAMADRID como asociación de personas afectadas por asma y alergias respiratorias, con motivo del Día Mundial del Asma?

C. Grau. La primera, potenciar la eficacia en la gestión del Sistema Nacional de Salud e inversión en recursos en la sanidad pública, donde tenemos el privilegio de contar con excelentes profesionales sanitarios, como día a día lo están demostrando durante esta terrible y trágica pandemia provocada por la Covid-19;  incrementar la dotación de profesionales sanitarios en hospitales y centros de atención primaria; implementar en todos los centros de atención primaria la dotación adecuada para el control exhaustivo de las personas afectadas por asma y alergia respiratoria, en adultos y edad escolar; el diagnostico precoz del asma derivando prioritariamente a los pacientes con síntomas a los servicios hospitalarios de neumología y o alergología, según correponda; implantar y potenciar la fisioterapia respiratoria en atención primaria; incluir una enfermera experta en enfermedades crónicas en edad escolar, integrada en la comunidad de la enseñanza pública, formando parte del equipo educativo; y, por último, la inclusión de un representante de pacientes respiratorios en las mesas de negociación del Ministerio de Sanidad y de las consejerías de Sanidad.

curso asma - «La atención del asma puede mejorar muchísimo con más coordinación entre primaria y especializada»

P. ¿Cree que el Sistema Nacional de Salud cubre las necesidades de estos pacientes correctamente?

C. Grau. La atención al paciente afectado de asma puede mejorar muchísimo si se establece la coordinación asistencial adecuada entre atención primaria y especializada, incluyendo en el equipo multidisciplinar a enfermería, neumología, alergología, digestivo, salud mental y urgencias extrahospitalarias. También instaurando la consulta de enfermería especializada en patología respiratoria en los centros de atención primaria. Para ello deben establecerse protocolos de formación específica para dichos profesionales. La implementación de unidades de asma en hospitales y la creación de la figura del gestor de casos, ya que se ha visto que el asma grave de difícil control es complejo y existe una necesidad frecuente de contactar con los servicios sanitarios. Para estos pacientes la rehabilitación respiratoria e introducción del ejercicio físico guiado por profesionales es esencial, y no se imparte en la sanidad pública. Otras dos carencias dentro del sistema es que los irritantes inespecíficos en ambiente laboral, como subsidiarios de asma profesional, no están incluidos en el listado de enfermedades profesionales, con lo cual afecta directamente al paciente en edad laboral, agravando el absentismo, su degradación emocional, familiar y económica.

P. ¿Cómo ha afectado la Covid-19 a los pacientes con asma?

C. Grau. Todas las personas tenemos el riesgo de contagiarnos con la Covid-19, pero las que padecen una patología respiratoria como el asma, pueden ser más propensas a desarrollar síntomas leves o graves. Cualquier virus que afecta a la vía respiratoria, igual que la gripe, nos puede causar el síntoma más grave, que es la neumonía. Sabemos, según la SEPAR, que el 80% de todos los casos para toda la población en general, son leves. Las personas afectadas de asma u otra patología respiratoria somos más conscientes de nuestra vulnerabilidad, aspecto que tenemos en cuenta, y nuestra tendencia es aumentar las medidas higiénicas y preventivas recomendadas por médicos de las sociedades científicas y epidemiólogos, sin olvidar el tratamiento prescrito por nuestro neumólogo o alergólogo ni la alimentación variada y equilibra. Tenemos mayor preocupación por vacunarnos. Esta actitud nos protege. Al mismo tiempo, el confinamiento y estado de alarma nos condiciona a fomentar una vida sedentaria. Por lo tanto, es obligado el ejercicio físico, tanto en casa como saliendo a dar largos paseos en los horarios recomendados.

P. ¿Cuál es el papel de la contaminación en el deterioro de la salud de estos pacientes en una gran ciudad?

C. Grau. Sabemos que el aire que respiramos está compuesto por oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono. El más importante es el oxígeno, la gasolina de nuestro cuerpo, las células utilizan el oxígeno para funcionar y una vez usado se convierte en dióxido de carbono. El aparato respiratorio transporta este aire a los pulmones. Los adultos inhalamos entre 13.000 y 15.000 litros de aire al día, además inhalamos la cantidad de polvo, polen, polución de los vehículos, aviones, aires acondicionados, humo de las zonas industriales, de tabaco, cenizas, centrales productoras de energía. Todos los gases que emiten, como el metano, CO2, CFC, óxidos de nitrógeno, producen el efecto invernadero.  Además de penetrar en nuestros pulmones, siendo las partículas más finas las que se filtran en la sangre. El efecto de la contaminación atmosférica en las grandes ciudades es perjudicial para todas las personas, las más afectadas se encuentran en la franja de edad infantil, ancianos y enfermos respiratorios y cardiovasculares. Supone un gran riesgo porque daña nuestros pulmones, siendo la causa principal del aumento de la prevalencia del asma. En personas que ya están afectadas, las reagudizaciones de las crisis asmáticas o broncoespasmos inducen al empeoramiento en el control de la enfermedad con el consiguiente peligro de provocar muerte inmediata. La única solución es la prevención y reducir la contaminación.

P. ¿Cuáles cree que son los retos de cara a los próximos años?

C. Grau. Son retos que debemos abordar de forma colectiva y solidaria, uniendo alianzas con entes públicos y privados, administración y sociedades científicas. Conseguir los objetivos planteados animando al asociacionismo y a la concienciación de la enfermedad. También fomentar las medidas de protección de la naturaleza y el medio ambiente para evitar el cambio climático que produce la contaminación que tanto daña la vía respiratoria, por tanto, la salud de las personas.  ¡Respirar es la primera  necesidad básica! Recientemente, las asociaciones de pacientes de asma y alergia respiratoria, miembros de FENAER, hemos constituido la Coordinadora Nacional de Asma que acaba de editar para el Día Mundial del Asma los Posicionamientos sobre Asma y el Decálogo Mantén tu Asma Bajo Control.

revisión

0%

0%
0%

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *