La Sanidad en España ¿Qué opinan los españoles?

Casi un 40 por ciento de la población española percibe que no se reciben los mismos servicios según la comunidad autónoma de residencia, según se refleja en la primera oleada del Barómetro Sanitario, que realiza el Ministerio de Sanidad en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

La encuesta que se realizó en el mes de abril con 2.576 entrevistas, es la primera que incluye una pregunta sobre la percepción respecto a la igualdad en el trato en la sanidad pública en función de distintos aspectos. En este sentido, el 36 por ciento de los españoles considera que también es «desigual» el trato según el manejo de las nuevas tecnologías que tengan las personas atendidas.

Sin embargo, el nivel socioeconómico, la nacionalidad o la edad de las personas atendidas, son los aspectos en los que se percibe mayor igualdad en el trato.

Así, según este barómetro, el 20,9 por ciento de los españoles considera que su estado de salud es «muy bueno», mientras que el 54,4 por ciento lo considera como «bueno»; el 19,8 como «regular»; el 3,5 lo ve «malo» y el 1,2 por ciento «muy malo».

Opinión de la sanidad pública

En cuanto al sistema sanitario público, el barómetro refleja cierta estabilidad en la satisfacción de la población con el mismo, ya que ahora ha alcanzado 6,26 puntos sobre 10, superando levemente la puntuación de 6,14 registrada en el mismo periodo de 2023.

Esta cifra, que supera por un punto el aprobado, queda también plasmada en otro dato: el 42,4 por ciento de los españoles opina que el sistema sanitario español «funciona bien, aunque son necesarios algunos cambios». Asimismo, el 28,6 piensa que «necesita cambios fundamentales, aunque algunas cosas funionan» y el 16,2 afirma que «funciona mal y necesita cambios profundos». Solo un 12,2 cree que «en general, funciona bastante bien».

Precisamente, la satisfacción con la Atención Primaria también ha experimentado un leve aumento, llegando a 6,29 puntos en comparación con los 6,19 del año anterior.

Por otro lado, si bien la atención especializada mantiene una valoración positiva, su puntuación disminuyó ligeramente de 5,95 a 5,86 puntos. En cualquier caso, los servicios de urgencias (7,51 puntos) y la asistencia hospitalaria (7,14 puntos) siguen siendo los aspectos mejor valorados del sistema sanitario español.

Listas de espera

Respecto a las listas de espera, se reduce del 39,2 al 34,6 por ciento el porcentaje de ciudadanos que consideran que han empeorado con respecto a 2023.

Por otro lado, el 83,6 por ciento de las personas usuarias de los servicios de Atención Primaria (AP) valora positivamente la atención recibida. Este porcentaje ha aumentado ligeramente respecto al 80,4 por ciento de 2023. Los aspectos mejor valorados son la confianza y seguridad que transmite tanto el personal de enfermería como el personal médico (8,08 y 7,87 sobre 10, respectivamente).

Respecto a la espera, el 25,1 por ciento de quienes pidieron cita fueron atendidos por su médico de AP el mismo día o al día siguiente, (20,8 el pasado año), el resto tuvo una espera media de 8,3 días, frente a los 9,12 del 2023. Además, casi el 80 por ciento de la ciudadanía que necesitó asistencia en Atención Primaria el último año fue atendida de forma presencial.

Con todo, aunque el 50,8 por ciento de los españoles no ha tenido ningún problema para consultar síntomas o enfermedades con su médico de la sanidad pública, el 25,2 por ciento asegura que alguna vez ha intentado consultar y no lo ha conseguido. De estos últimos, el 13,2 por ciento no consiguió contactar con su centro de salud; el 31,1 por ciento consiguió una cita, pero para muchos días después y se fue a Urgencias; y al 34,2 por ciento le dieron cita para muchos días después y ya no fue necesaria la visita o la consulta.

Especialidades

Por otro lado, el 42,3 por ciento ha consultado a un especialista de la sanidad pública en los últimos doce meses, bien por derivación del médico de AP (37,2%), bien por citación del propio médico especialista en una consulta anterior (57,9%).

El 81,5 por ciento de las personas usuarias valoran positivamente la atención recibida, lo que representa una leve disminución con respecto a 2023 (82,8%). Los aspectos mejor valorados por sus usuarios son la información recibida sobre su problema de salud y la confianza y seguridad que trasmite el personal médico (7,74 y 7,73, respectivamente).

Ingreso Hospitalario

El 10,1 por ciento de los encuestados refiere haber estado ingresado en un hospital público en los últimos doce meses. El 40,3 por ciento lo hizo de manera programada para cirugía o prueba diagnóstica; el 56,9 por ciento por una enfermedad o problema de salud urgente; y el 2,8 por ciento por un parto.

Desde que el especialista le dijo que debía ingresar hasta que ingresó, pasó menos de un mes para el 40,6 por ciento de los españoles; de 1 a 3 meses para el 27,4 por ciento y más de 3 a 6 meses para el 16,6 por ciento de la población.

Así, el 87,6 por ciento de las personas usuarias de los hospitales públicos valora positivamente la atención recibida durante su ingreso. Los aspectos mejor valorados son los cuidados de los diferentes profesionales (enfermería 8,46 puntos y medicina 8,39 puntos).

Urgencias

Por otro lado, el 44,6 por ciento de los ciudadanos reconoce haber acudido a un servicio de urgencias de la sanidad pública en los últimos doce meses (38,2% en 2023). Los dispositivos de Atención Primaria han absorbido el 40,5 por ciento de la demanda en este periodo, los servicios de urgencia hospitalarios el 52,7 por ciento de la misma y el 6,5 por ciento ha utilizado un servicio de urgencias tipo 061/112.

El conjunto de servicios de Urgencias del Sistema Nacional de Salud es valorado positivamente por el 76,5 por ciento de las personas que los utilizaron (74,3 el año pasado).

Aceptación de las vacunas

El Barómetro Sanitario ha incluido, también por primera vez, una serie de preguntas para valorar el grado de aceptación que tiene el uso de las vacunas en la población general.

La aceptación de la vacunación en España es alta, a pesar de que un 36,7 por ciento considera que provocan efectos adversos en la salud. El grado de acuerdo con los aspectos protectores de las vacunas supera el 90 por ciento y un 89,9 por ciento manifiesta seguir las recomendaciones de los profesionales sanitarios respecto a la vacunación.

Conocimiento y uso de tecnologías

El Barómetro Sanitario pregunta también sobre el uso de las tecnologías digitales por parte de los ciudadanos para relacionarse con el sistema sanitario.

El 55,9 por ciento de las personas entrevistadas refiere tener algún certificado electrónico para la realización de trámites con la Administración y solo el 0,9 por ciento no sabe lo que es. Este indicador es relevante, puesto que el acceso a la historia clínica interoperable del SNS y, en la mayoría de los casos, a la historia clínica autonómica, precisan de certificado personal electrónico

El 38,5 por ciento ha accedido a su historia clínica electrónica, frente al 61,5 por ciento de las personas entrevistadas que todavía no ha accedido nunca a la misma: un 32,2 por ciento de ellas no sabía que existía esa posibilidad y un 19,3 por ciento no sabe o no puede usar Internet.

Además, el 54,7 por ciento de los españoles desconoce que los médicos de una comunidad pueden consultar electrónicamente los informes clínicos que tenga un paciente en otra comunidad autónoma cuando tengan que atenderlo.

En esta misma línea, el 60,4 por ciento sabe que puede retirar los medicamentos recetados por la sanidad pública fuera de su comunidad autónoma gracias al sistema de receta electrónica interoperable, y el 44,3 por ciento de ellos ha utilizado este servicio.

Te puede interesar: