Seleccionar página

«Es primordial que los pacientes de Hipercolesterolemia Familiar sigan con su tratamiento»

«Es primordial que los pacientes de Hipercolesterolemia Familiar sigan con su tratamiento»

Dr. Pedro Mata, presidente de la Fundación Hipercolesterolemia Familiar

Entrevista con el Dr. Pedro Mata, presidente de la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar y secretario del Steering Committee del Instituto ProPatiens, sobre cómo ha afectado a estos pacientes la pandemia

¿Qué consecuencias está teniendo la crisis del coronavirus en las pacientes y afectados de Hipercolesterolemia Familiar?

Los pacientes de Hipercolesterolemia Familiar pueden tener más riesgo, no de contagiarse por la Covid-19, si no más riesgo de sufrir mayores complicaciones que otros pacientes. Algunos de los pacientes con Hipercolesterolemia Familiar ya tienen enfermedad cardiovascular, por los altos niveles de colesterol, pero otros, aunque no hayan sufrido enfermedad cardiovascular pueden tener arterosclerosis subclínica. Es decir, placas de arterosclerosis en la zona coronaria que pueden verse alteradas y desestabilizadas por la Covid-19, ya que es una enfermedad que afecta inflamando al endotelio. Es importante llevar a cabo un buen seguimiento de los pacientes recuperados, ya que la Covid-19, puede dejar secuelas y fuertes complicaciones.

Es importante llevar a cabo un buen seguimiento de los pacientes recuperados, ya que la Covid-19, puede dejar secuelas y fuertes complicaciones.

Los tratamientos de Hipercolesterolemia Familiar, principalmente con estatinas, al tener efecto antiinflamatorios podrían reducir la inflación del endotelio que provoca la Covid-19

¿Y para la Fundación?

Como Fundación, nos hemos visto afectados como otros muchos sectores. Al menos, tenemos la suerte de que hemos podido teletrabajar. No obstante, una persona se ha estado desplazando un día a la semana para gestionar aquellas cuestiones que solo se pueden resolver de forma presencial.

Asimismo, aprovechando que tenemos el estudio de familias “SAFEHEART”, con el que hacemos un seguimiento a más de 5.000 personas cada año. Hemos decidido utilizar nuestros medios para realizar un seguimiento más profundo de estas personas, vía telefónica, durante la crisis del coronavirus. En estas llamadas, les estamos preguntando si han presentado infección por Covid-19. Actualmente nos hemos encontrado con más de 20 personas que han estado contagiadas, aunque nos faltan por contactar a la mayoría del listado.

Como he comentado anteriormente, la Covid-19 es una enfermedad que puede tener manifestaciones extrapulmonares, ya que no se trata solamente de una infección respiratoria, sino que también afecta al endotelio vascular que pueden provocar complicaciones tromboembólicas. Por ello, es primordial seguir a los pacientes a largo plazo, y este estudio nos va a facilitar poder hacer ese seguimiento de forma adecuada.

¿Por qué los pacientes de Hipercolesterolemia Familiar no deben de suspender su tratamiento durante esta crisis?

Se ha demostrado que el tratamiento principal de los pacientes con Hipercolesterolemia Familiar, en concreto las estatinas, pueden tener efectos antiinflamatorios. Por ello, es importante que estos pacientes sigan con su tratamiento de estatinas, aunque ingresasen por la infección de la Covid-19, ya que podrían ayudar a reducir la inflamación de la pared arterial.

No obstante, hay que tener en cuenta la interacción entre distintos fármacos, ya que un mal uso podría generar efectos adversos en el paciente. Dicho esto, es primordial que los pacientes de Hipercolesterolemia Familiar contagiados sigan con su tratamiento habitual.

 

Hemos conseguido que durante la crisis del coronavirus la cadena asistencial respecto al tratamiento no se haya visto interrumpida en ningún momento.

¿Cómo se ha garantizado el acceso a esos fármacos durante la pandemia?

Gracias a la labor que venimos realizando desde la Fundación, hemos conseguido que durante la crisis del coronavirus la cadena asistencial respecto al tratamiento no se haya visto interrumpida en ningún momento. Los pacientes han recibido sus medicamentos bien a domicilio o bien en el centro de salud más cercano.

¿Entonces cómo los pacientes con Hipercolesterolemia Familiar pueden controlar más sus niveles de colesterol, no descuidar la adherencia al tratamiento y cuidarse en relación con los cambios en el estilo de vida provocados por la pandemia?

Insisto de nuevo en que es primordial que los pacientes sigan con su tratamiento crónico. Y al igual que pasaría con otras patologías crónicas, no deben descuidar llevar unos hábitos de vida saludable, es decir, comer equilibrado, hacer ejercicio, evitar el alcohol y el tabaco, etc..

En esta fase de desescalada, los pacientes pueden disfrutar de hacer sus entrenamientos al aire libre, que combinado con una dieta baja en calorías, pueden evitar el sobrepeso, que es otro factor de riesgo de complicaciones tanto para la Hipercolesterolemia Familiar como para la Covid-19.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *