Seleccionar página

Vacuna de la gripe 2020 ➡️ Toda la información que necesitas saber

Vacuna de la gripe 2020 ➡️ Toda la información que necesitas saber

Te contamos la novedades de la vacuna de la gripe 2020. La vacunación es la mejor forma de prevenir esta infección viral respiratoria que, en general, no presenta ninguna complicación grave, aunque hay grupos especialmente vulnerables a este virus, como los pacientes inmunodeprimidos, los que están recibiendo tratamiento oncológico y los ancianos. 

El Dr. José Felipe Varona, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario HM Montepríncipe explica que algunas de estas complicaciones más graves son la neumonía (infección de los pulmones), la miocarditis/pericarditis (infección del corazón y sus cubiertas) y la encefalitis (infección a nivel cerebral).

Por este motivo, el experto recomienda la vacunación “como la mejor forma para prevenir la gripe”, ya que la vacuna de la gripe 2020 disminuye drásticamente el desarrollo de formas graves de la infección y es una medida eficaz y segura. En este sentido, apunta que deben vacunarse los llamados grupos de riesgo, es decir: los adultos a partir de los 60 ó 65 años, personal sanitario, colectivos sociales como bomberos y policías, mujeres embarazadas, personas internadas en alguna institución o residencia y todas aquellas que padezcan una enfermedad crónica o estén inmunodeprimidas.

Además, insiste en que “hay que ponerse la vacuna de la gripe todos los años, porque el virus de la gripe es un ‘virus inteligente’ que tiene la capacidad de cambiar y de escapar a la protección que confiere el haberse vacunado o haber pasado la gripe en otras ocasiones”. Por eso cada año se prepara una nueva vacuna de la gripe que contenga antígenos de las cepas de virus identificados en cada temporada.

El virus de la gripe se transmite de persona a persona, fundamentalmente, por las secreciones respiratorias (tos y estornudos) y, de forma menos frecuente, por el contacto de objetos contaminados.

Una vez que se ha contraído el virus de la gripe, el tratamiento consiste en analgésicos, antitusígenos y descongestionantes nasales. “Aunque no existe una evidencia sólida científica sobre los beneficios de la vitamina C para tratar la gripe, se recomienda ingerir cítricos, como por ejemplo, el zumo de naranja”, indica el experto.

Los síntomas son similares pero no debemos confundirlos con los del resfriado. Con la gripe aparecen los síntomas de una manera brusca: escalofríos, malestar general, fiebre alta, dolores musculares, dolor de cabeza, tos seca, dolor de garganta y secreción de moco nasal. En el resfriado común sólo hay afectación de la vía aérea superior (mucosidad nasal, tos, dolor de garganta) y en algunas ocasiones fiebre y dolor de cabeza pero mucho más atenuados que con la gripe.

Vacuna de la gripe 2020 – 2021

La vacunación antigripal tiene como objetivo reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe y el impacto de la enfermedad en la comunidad. Por ello, deberá ir dirigida fundamentalmente a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe y a las que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones, tal y como se refleja en el calendario de vacunación a lo largo de toda la vida y en el calendario de vacunación de grupos de riesgo.

Además, se recomienda vacunar a las personas que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales en la comunidad y a personas con exposición laboral a virus aviares o porcinos.

Para esta campaña, dada la incertidumbre en torno al comportamiento que pueda presentar el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, se realiza un énfasis especial en aumentar las coberturas de vacunación frente a la gripe especialmente en el personal sanitario y sociosanitario, personas mayores, preferentemente a partir de los 65 años y personas de cualquier edad con condiciones de riesgo. El objetivo es proteger a las personas más vulnerables a la gripe, disminuyendo lo máximo posible la incidencia de gripe.

“La vacunación antigripal tiene como objetivo reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe y el impacto de la enfermedad en la comunidad. Por ello, deberá ir dirigida fundamentalmente a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe y a las que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones, tal y como se refleja en el calendario de vacunación a lo largo de toda la vida y en el calendario de vacunación de grupos de riesgo1 Además, se recomienda vacunar a las personas que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales en la comunidad y a personas con exposición laboral a virus aviares o porcinos”, explican en documento oficial desde el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

¿A quién se recomienda poner la vacuna de la gripe 2020?

Los grupos de población diana a los que se recomienda la vacunación de la gripe son los siguientes:

Ángel Gil: «No le tenemos miedo a la gripe, pero es una enfermedad que puede llevar a complicaciones muy serias. La vacunación es fundamental»

Hablamos con el Catedrático en Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos, Ángel Gil de Miguel

  • Personas mayores, preferentemente a partir de los 65 años de edad. Se hará especial énfasis en aquellas personas que conviven en instituciones cerradas.
  • Personas con menos de 65 años de edad que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:
  • Menores (a partir de los 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada), neurológicas o respiratorias, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.
  • Menores (a partir de los 6 meses) y adultos con:
    • Diabetes mellitus
    • Obesidad mórbida (índice de masa corporal ≥40 en adultos, ≥35 en adolescentes o ≥3 DS en la infancia)
    • Enfermedad renal crónica y síndrome nefrótico
    • Hemoglobinopatías y anemias
    • Trastornos de la coagulación
    • Hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, así como receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples
  • Asplenia
  • Disfunción esplénica grave
  • Enfermedad hepática crónica, incluyendo alcoholismo crónico o enfermedades neuromusculares graves
  • Inmunosupresión (incluyendo las inmunodeficiencias primarias y la originada por la infección por VIH, por fármacos –incluyendo tratamiento con eculizumab-, en los receptores de trasplantes y déficit de complemento)
  • Cáncer y hemopatías malignas
  • Implante coclear en espera del mismo
  • Fístula de líquido cefalorraquídeo
  • Enfermedad celíaca
  • Enfermedad inflamatoria crónica
  • Trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras.

En este grupo se hará un especial énfasis en aquellas personas que precisen seguimiento médico periódico o que hayan sido hospitalizadas en el año precedente.

  • Menores entre los 6 meses y los 18 años de edad, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.
  • Personas de cualquier edad (≥6 meses) institucionalizadas de manera prolongada
  • Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación
  • Menores entre los 6 meses y los 2 años de edad con antecedentes de prematuridad menor de 32 semanas de gestación.

Además, existen otros colectivos a los que también se recomienda la vacunación.

Consulta el documento completo, aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *