Seleccionar página

«No nos hemos sentido ni amparados, ni reconocidos por el Gobierno»

«No nos hemos sentido ni amparados, ni reconocidos por el Gobierno»

Entrevista con Luis González presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) sobre el papel de la farmacia durante la pandemia

¿Cómo considera que está afectando la crisis del coronavirus al sector sanitario y, en concreto, a la Farmacia?

Es una crisis global que está afectando de una forma muy profunda a todos los sectores y, entre ellos, por supuesto, a la farmacia. Nos ha obligado a transformarnos sobre la marcha para seguir haciendo lo que veníamos haciendo hasta ahora y asumir, además, nuevas funciones para garantizar la continuidad asistencial de los pacientes y su acceso a los medicamentos. Ahora que estamos en medio de una tregua, por decirlo de alguna forma, es el momento de reflexionar, aprender de lo que ha funcionado para incorporarlo al sistema. Actuaciones como la atención farmacéutica domiciliaria, la dispensación de los medicamentos hospitalarios en las farmacias en colaboración con los servicios de Farmacia Hospitalaria, la renovación automática de prescripciones y, en general, todas las medidas que han evitado desplazamientos innecesarios de los pacientes a los centros de salud deben integrarse, de forma rápida, dentro del sistema. No debemos esperar. También debemos utilizar mejor los recursos al alcance de los ciudadanos y, en este sentido, disponemos de una red de oficinas de farmacia que ha sido esencial durante la pandemia para toda la sociedad y que constituye uno de los activos más importantes para desarrollar políticas de salud pública o para contribuir a elevar la cobertura de vacunación en la próxima campaña de la gripe, por ponerle un ejemplo.

Teniendo en cuenta que el Gobierno llegó a decir a principios de la crisis que los farmacéuticos no formaban parte de los profesionales sanitarios, ¿se han sentido amparados por el Gobierno?

Es una buena pregunta, porque la respuesta es no. No nos hemos sentido ni amparados, ni reconocidos por el Gobierno, ni tan siquiera protegidos porque no se nos consideró profesionales con especial riesgo de contagio. En Madrid sí hemos llegado a acuerdos con el Ejecutivo regional e incluso nos facilitaron mascarillas y guantes cuando se pudo. Pero hay que decir que el Gobierno central no ha contado con los farmacéuticos en los distintos protocolos que se han elaborado para coordinar la acción sanitaria. Y es una pena porque, desde el principio, hemos estado a disposición de las autoridades. Por fortuna, los ciudadanos sí han contado con nosotros, nos han valorado y nos han reconocido por el trabajo y la entrega que hemos tenido durante la pandemia. Ahora es el momento de hacer balance y de aprender de lo sucedido, como le decía. Confío que el Gobierno sepa reconocer el esfuerzo farmacéutico y sepa plasmarlo en un desarrollo normativo que nos permita seguir haciendo lo que hemos hecho durante la crisis y se reconozca, como corresponde.

«No nos hemos sentido ni amparados, ni reconocidos por el Gobierno, ni tan siquiera protegidos porque no se nos consideró profesionales con especial riesgo de contagio»

» Todos los pacientes han podido continuar con sus tratamientos gracias a que las farmacias han estado siempre abiertas«

» El reparto de 14 millones de mascarillas en un tiempo récord a través de la red de farmacias madrileña es un hito difícilmente repetible»

¿Qué papel ha jugado y está jugando la Farmacia para combatir esta pandemia?

 A la vista está. Todos los pacientes han podido continuar con sus tratamientos gracias a que las farmacias han estado siempre abiertas. A las personas que no han podido acudir a las farmacias, bien porque se trata de personas mayores, dependientes o porque estaban en cuarentena, los farmacéuticos les hemos llevado la medicación y hemos hecho atención farmacéutica domiciliaria. Hemos atendido también todo tipo de consultas en las farmacias o por teléfono en un momento de gran incertidumbre cuando apenas disponíamos de información ni de materiales de protección. Igualmente hemos hecho triajes en la farmacia en función de los síntomas que presentaban los pacientes. Les hemos aconsejado qué hacer o qué medicamentos tomar en el caso de síntomas menores. Hemos evitado así miles de consultas hospitalarias y, con ello, también un buen número de contagios. También hemos colaborado con las autoridades sanitarias en todo lo que nos han pedido. El reparto de 14 millones de mascarillas en un tiempo récord a través de la red de farmacias madrileña es un hito difícilmente repetible. No creo que ninguna gran capital europea haya acometido un plan de reparto de material de protección como el que se ha hecho en Madrid a través de la farmacia con el apoyo indispensable de la distribución. En definitiva, son actuaciones que han contribuido a aliviar la presión asistencial del sistema y han permitido a los ciudadanos un acceso rápido y seguro a sus tratamientos.

¿Qué acciones tienen pensadas y están realizando durante estos días?

Estamos haciendo un balance exhaustivo de todas las actuaciones que hemos llevado a cabo durante estos meses tan intensos para estar preparados. No nos podemos olvidar que seguimos en alerta sanitaria y que nos espera un otoño muy difícil. Ojalá me equivoque. Pero es imprescindible que la Administración cuente desde el primer minuto con la farmacia y lo haga a través de una nueva regulación y de protocolos bien definidos que nos permita actuar de una forma coordinada e integrada con los distintos equipos de profesionales sanitarios en todos los niveles asistenciales y participar, de forma activa, en las políticas de salud. Una crisis no se puede gestionar desde el voluntarismo o la improvisación, ni tampoco reclamando continuos sacrificios a sus profesionales, como se ha hecho durante la pandemia.

Por otra parte, esta crisis ha acelerado nuestro programa de digitalización. Es muy importante que todos los procesos y servicios que prestamos desde la corporación se digitalicen. Es un esfuerzo que estamos llevando a cabo en todos los departamentos para agilizar, en primer lugar, todos los trámites administrativos y permitir a nuestros colegiados un acceso rápido y cómodo a los servicios colegiales que prestamos. Sin duda, necesitamos ser más eficientes y flexibles, porque la forma de trabajar y de relacionarnos está cambiando profundamente. Y también estamos ahora dando un impulso a nuestro programa de formación de cara a septiembre que permita a los farmacéuticos prepararse en áreas relacionadas con la gestión de la pandemia que nos ha obligado a asumir nuevas funciones como agentes de salud dentro del sistema de salud. Todos los colegiados interesados lo podrán consultar próximamente en la web colegial.

¿Qué apoyo está brindando el COFM a los farmacéuticos?

Estamos haciendo un esfuerzo muy grande en automatizar y digitalizar todos los procesos de facturación. Necesitamos liberar todo el tiempo que los profesionales dedican a trámites y papeleo para invertirlo en la atención a los pacientes. En este sentido, queremos potenciar el consejo experto del farmacéutico no solo en el medicamento, sino como agente de salud pública. Y, para ello, también estamos trabajando en elaborar documentos, protocolos de actuación y campañas de información que permitan desarrollar este perfil profesional. Somos conscientes de que los pacientes necesitan y buscan información de calidad. Los farmacéuticos debemos ser su principal fuente de información en el uso de los medicamentos y en la prevención y promoción de la salud. Asimismo, estamos trabajando en las necesidades que tienen muchos compañeros, sobre todo, en las farmacias rurales que durante esta crisis han hecho un trabajo impagable. Hay que reconocerlo y la Administración está obligada a mejorar las condiciones económicas, laborales y profesionales de estos trabajadores.

«Necesitamos liberar todo el tiempo que los profesionales dedican a trámites y papeleo para invertirlo en la atención a los pacientes»

«Los ciudadanos nos han valorado como lo que somos, profesionales sanitarios, y saben que pueden contar con su farmacéutico en las duras y en las maduras»

Según un estudio de GSK, los farmacéuticos han ganado valor durante la pandemia (el 45% de los españoles se plantean consultar a un farmacéutico de forma más frecuente). ¿A qué cree que se debe?

 Como se dice, la confianza se gana cada día y, en uno de los momentos más difíciles que hemos atravesado como sociedad, los farmacéuticos hemos seguido estando ahí haciendo un gran sacrificio profesional y personal. Los ciudadanos nos han valorado como lo que somos, profesionales sanitarios, y saben que pueden contar con su farmacéutico en las duras y en las maduras. Lo hecho por todos los compañeros en España nos llena de orgullo a todos los farmacéuticos y nos permite mirar el futuro con la certeza de haber demostrado nuestra profesionalidad y de saber que somos imprescindibles para el sistema de salud y somos la primera referencia sanitaria para millones de ciudadanos. Espero que las autoridades sanitarias tomen nota de lo ocurrido y cuenten más con los farmacéuticos.

¿Qué significa para el COFM firmar un acuerdo de colaboración con el Instituto ProPatiens? ¿Qué importancia tienen para el COFM las asociaciones de pacientes?

Es una línea de colaboración muy interesante que nos va a permitir poner en marcha actuaciones que ofrezcan un valor real al colectivo de pacientes, además de intercambiar información y asesoramiento centrado siempre en el interés de los pacientes. Todos somos pacientes y el Colegio reivindica el gran papel que juegan las asociaciones de pacientes para trabajar, de forma conjunta, en sus principales demandas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *