Seleccionar página

Sanidad aprueba la financiación del primer anticuerpo conjugado para el linfoma más frecuente

Sanidad aprueba la financiación del primer anticuerpo conjugado para el linfoma más frecuente

El Ministerio de Sanidad acaba de dar luz verde a la aprobación y financiación de Polivy® (polatuzumab vedotina), el primer anticuerpo conjugado para el linfoma más frecuente, el Linfoma B Difuso de Células Grandes (LBDCG).

  • El Linfoma B Difuso de Células Grandes (LBDCG) es un tipo de linfoma de crecimiento rápido que constituye entre el 30% y el 40% de los Linfomas No Hodgkin (LNH), es decir, uno de cada tres casos.
  • Esta terapia está indicada cuando los pacientes ya han recibido tratamiento previo y no han respondido o recaído y no son candidatos a recibir un trasplante.
  • El acuerdo alcanzado con el Ministerio asociado a la generación de evidencia permite ofrecer a los pacientes un tratamiento que cubre necesidades médicas en esta patología combinando innovación y sostenibilidad del sistema.

Acerca del linfoma B difuso de célula grande

El linfoma B difuso de célula grande (LBDCG) es el subtipo más común de linfoma no Hodgkin (LNH) y representa aproximadamente uno de cada tres casos de linfoma no Hodgkin[1]. LBDCG es un tipo de LNH agresivo (de crecimiento rápido), que generalmente responde al tratamiento en primera línea[2]. Sin embargo, hasta el 40% de los pacientes recaen o no responden, momento en el cual las opciones de tratamiento de rescate son limitadas y la supervivencia es corta. Se estima que 150.000 personas en todo el mundo son diagnosticadas con LBDCG cada año[3].

El Ministerio de Sanidad acaba de dar luz verde a la aprobación y financiación de Polivy® (polatuzumab vedotina), el primer anticuerpo conjugado para el linfoma más frecuente, el Linfoma B Difuso de Células Grandes (LBDCG). Un tipo de linfoma que constituye entre el 30% y el 40% de los Linfomas No Hodgkin (LNH), de crecimiento rápido, que afecta a los linfocitos B teniendo un patrón difuso de invasión de los ganglios linfáticos, y que en la mayoría de los casos se detecta en personas mayores de 60 años. Este tipo de células, de gran tamaño, invaden los ganglios linfáticos de forma agresiva y se extiende rápidamente, por ello, es clave detectarlo cuanto antes para iniciar su tratamiento. En este sentido, esta terapia actúa frente a la enfermedad dirigiendo la quimioterapia hasta la célula tumoral y minimizando así los efectos sobre las células sanas.

Tal y como ha explicado la doctora Dolores Caballero, jefe de Sección de Clínica del Servicio de Hematología del Hospital Clínico Universitario de Salamanca, “los pacientes con LBDCG en un 60% de los casos se curan con quimioterapia como tratamiento de primera línea. Del 40% restante, hay un 10-15% que no va a responder al tratamiento inicial, lo que denominamos refractarios primarios, y hay otro porcentaje de un 20-30% que van a tener una respuesta completa pero que al cabo del tiempo van a sufrir una recaída. Para estos pacientes, dependiendo de su estado funcional y la edad, ya que si son jóvenes son candidatos a un trasplante autólogo, se cuenta con escasas opciones, reduciendo su esperanza de vida a unos meses. Es decir que para pacientes no candidatos a trasplante, que no responden al tratamiento inicial o que hayan recaído, podría estar indicada esta nueva opción terapéutica con un anticuerpo conjugado”.

Roche lleva más de 20 años desarrollando fármacos que han ayudado a contribuir y redefinir el tratamiento en el cáncer hematológico gracias a su amplio conocimiento y experiencia en esta área terapéutica. En este sentido, la doctora Beatriz Pérez Sanz, directora médico de Roche Farma España, ha asegurado que “estamos invirtiendo más que nunca en el estudio de opciones innovadoras para este tipo de pacientes. Esto es un ejemplo más del esfuerzo de la compañía por dar respuesta a las necesidades médicas no cubiertas y para nosotros es un orgullo poder seguir investigando en esta nueva línea que son los anticuerpos conjugados”.

Primer anticuerpo conjugado para el Linfoma B Difuso de Células Grandes (LBDCG)

La autorización y financiación de este tratamiento se ha basado en los resultados del estudio GO29365, siendo el primer y único ensayo clínico que muestra tasas de respuesta más altas y una mejor supervivencia global en comparación con un tratamiento estándar, con la combinación de Bendamustina y Rituximab con una duración fija de seis ciclos de 21 días para el tratamiento de pacientes adultos con LBDCG refractario o en recaída que ya han sido tratados previamente. Estos datos muestran que el 40% de las personas tratadas con polatuzumab vedotina lograron una respuesta completa, lo que significa que no se detectó cáncer en el momento de la evaluación. Asimismo, los datos muestran una supervivencia global a los dos años del 38,2%. Esta nueva forma de actuar frente a la enfermedad dirige la quimioterapia hasta la célula tumoral y minimiza los efectos sobre las células sanas. “Se trata del primer anticuerpo conjugado, es decir, asociado a un agente quimioterápico para un linfoma no hodgkin”, ha señalado la doctora Caballero. “A través de este mecanismo de acción –añade- se potencia el efecto inmunológico del anticuerpo monoclonal, dirigiendo la quimioterapia contra la proteína de la membrana del linfocito B tumoral”.

Una opción indicada cuando el tratamiento estándar fracasa y el paciente no es candidato a trasplante de células madre hematopoyéticas. “Esta terapia”, ha asegurado la directora médico de Roche Farma España, “constituye una nueva forma de actuar frente a la enfermedad, un cambio de paradigma, dirigiendo la quimioterapia hasta la célula tumoral y minimizando así los efectos secundarios. Además, ofrece esperanza a los pacientes mayores para los que, por su estado de salud general y por la toxicidad asociada a muchos de los tratamientos, apenas disponen de opciones”.

En este contexto, la doctora Caballero ha hecho hincapié en que las alternativas de terapias de rescate para estos pacientes son escasas: “lo que aporta la quimioterapia, en cuanto a tasa de respuesta, son resultados muy pobres. Así, en el estudio que avala la aprobación de polatuzumab, se ha visto que las tasas de respuesta al tratamiento es del 40% frente solo a un 17% cuando la quimioterapia se administra sin la combinación con este anticuerpo. Es decir, que este anticuerpo conjugado aumenta en más del doble la tasa de respuestas completas en estos enfermos. Asimismo, hay que destacar la tasa de respuestas completas que se alcanzan, de más del 74%, cuando el paciente recibe la terapia precozmente como parte de la segunda línea de tratamiento, así como su eficacia en pacientes que han sido refractarios a la última línea de tratamiento”, añadió.

España ha tenido gran protagonismo en el desarrollo clínico de esta terapia, con la participación de 35 hospitales y de más de 200 pacientes de linfoma, incluidos los estudios que avalan su autorización. En este sentido, la doctora Caballero ha comentado que “los grupos de investigación españoles han participado en los distintos ensayos clínicos que avalan la aprobación de este anticuerpo conjugado. De hecho, desde el Grupo Español de Linfomas y Trasplantes de Médula Ósea, GELTAMO, estamos desarrollando otros ensayos en colaboración con otros grupos europeos para estudiar este anticuerpo combinado con otras líneas de quimioterapia en pacientes más jóvenes.”.

[1] Lyon, France. World Health Organization Classification of Tumors of Haematopoietic and Lymphoid Tissues. IARC Press; 2008.

[2] Maurer, JM et al. Event-free survival at 24 months is a robust end point for disease-related outcome in diffuse large B-cell lymphoma treated with immunochemotherapy. J Clin Oncol 2014; 32:1066-73.

[3] Numbers derived from GLOBOCAN 2018: Estimated cancer incidence, mortality and prevalence worldwide in 2018. [Internet; cited December 2019]. Available from: http://globocan.iarc.fr.

Comprometidos con la sostenibilidad del Sistema Sanitario

Actualmente, muchos medicamentos innovadores tardan meses en lograr un acuerdo de financiación o incluso no llegan a ser financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS). En este contexto, el director de Corporate Affairs de Roche Farma España, Federico Plaza, ha señalado que “la industria farmacéutica y, en concreto Roche, está comprometida con la sostenibilidad del SNS. Estamos convencidos de que una colaboración estrecha con la Administración permite llegar a un acuerdo para que los pacientes puedan disponer del tratamiento más adecuado lo antes posible”.

En estos momentos, la incorporación de una innovación terapéutica podría suponer un cierto grado de incertidumbre desde el punto de vista de efectividad, seguridad e impacto económico real. “Por ello”, argumenta Federico Plaza, “es necesario implementar modelos que permitan abordar esta incertidumbre de forma compartida entre la Administración y la industria farmacéutica. Un ejemplo de este modelo de colaboración ha sido Polivy®, un tratamiento innovador que cubre necesidades médicas en esta patología. Siendo un medicamento huérfano, se han obtenido resultados que han permitido reconocer su valor clínico. El acuerdo alcanzado con el Ministerio permite hacer compatible la innovación con la sostenibilidad, tras consensuar entre ambas partes un modelo de precio y financiación que está asociado a la generación de evidencia”.

Acerca de Polivy® (polatuzumab vedotina)

Polatuzumab vedotina es el primer conjugado de anticuerpo-fármaco (ADC) anti-CD79b. La proteína CD79b se expresa específicamente en la mayoría de las células B, una célula inmunitaria afectada en algunos tipos de linfoma no Hodgkin (LNH), lo que la convierte en un objetivo para el desarrollo de nuevas terapias. [1],[2]Polatuzumab vedotina se une a las células cancerosas como CD79b y mata estas células B mediante la administración de un agente anticanceroso, que se cree minimiza los efectos sobre las células normales[3],[4]. Está siendo desarrollado por Roche utilizando la tecnología Seagen ADC y actualmente está siendo investigado para el tratamiento de varios tipos de LNH.

[1] Pfeifer M, et al. Anti-CD22 and anti-CD79B antibody drug conjugates are active in different molecular diffuse large B-cell lymphoma subtypes. Leukemia 2015; 29:1578-1586.

[2] Dornan D, et al. Therapeutic potential of an anti-CD79b antibody-drug conjugate, anti-CD79b-vc-MMAE, for the treatment of non-Hodgkin lymphoma. Blood 2009; 114:2721-2729.

[3] ADC Review. What are antibody-drug conjugates? [Internet; cited December 2019]. Available from: https://adcreview.com/adc-university/adcs-101/antibody-drug-conjugates-adcs/.

[4] Ducry L, Stump B. Antibody-drug conjugates: linking cytotoxic payloads to monoclonal antibodies. Bioconjug Chem. 2010; 21:5-13.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *