Seleccionar página

¿Qué es el Parkinson? Más allá del temblor de manos

¿Qué es el Parkinson? Más allá del temblor de manos

¿Qué es el Parkinson?

La Asociación de Parkinson de Madrid define el Párkinson como «una enfermedad producida por un proceso neurodegenerativo multisistémico que afecta al sistema nervioso central lo que provoca la aparición de síntomas motores y no motores. Es crónica y afecta de diferente manera a cada persona que la padece, la evolución puede ser muy lenta en algunos pacientes y en otros puede evolucionar más rápidamente. No es una enfermedad fatal, lo que significa que el afectado no va a fallecer a causa del Párkinson».

A día de hoy, aunque la investigación ha avanzado, se desconoce qué es lo que origina esta enfermedad, por lo que es imposible prevenir su aparición, que afecta tanto a hombres como a mujeres. Se suele dar a partir de los 65 años, aunque no se debe olvidar que puede afectar a edades más tempranas de la vida. En España el Párkinson afecta a unas 160.000 personas, y cada año suma 10.000 nuevos diagnósticos.

Es importante destacar que a día de hoy se desconoce lo que causa el origen de la enfermedad, por lo que no se puede prevenir. Pero no es una enfermedad mortal, sino que la esperanza de vida de una persona con párkinson es igual a la de cualquier persona que no la tenga. Se trata por tanto de una enfermedad crónica que no tiene cura.

Tipos de Parkinson y Parkinsonismo

Degeneración Corticobasal (CBD)

Es un tipo raro de Parkinsonismo que puede afectar procesos mentales, de personalidad y comportamiento, así como también causar síntomas tipo Parkinson. Ésta tiende a afectar un lado del cuerpo más que el otro y puede causar un síndrome de ‘extremidad extraña’, en la cual los brazos o piernas de la persona pueden parecer moverse de manera independiente

Parkinsonismo inducido por medicamento

Un pequeño número de personas desarrolla Parkinsonismo después de tomar ciertos medicamentos. Las personas con Enfermedad de Parkinson pueden también encontrar que sus síntomas empeoran después de que utilizan estos medicamentos. Esto se conoce como Parkinsonismo inducido por medicamentos.

Los medicamentos involucrados son generalmente aquellos que bloquean la acción de dopamina, el neurotransmisor que se pierde gradualmente en el cerebro de los pacientes.

Temblor Esencial (ET)

El temblor esencial (ET) es una condición relativamente común que se caracteriza por presentar temblor en las manos o brazos, lo cual en algunos casos puede dispersarse de forma subsiguiente para causar temblor de la cabeza, piernas, tronco o voz. La causa del temblor esencial no es conocida. Sin embargo, ésta frecuentemente suele tener origen familiar, aproximadamente 50 % de las personas con ET tienen otro miembro de la familia afectado, y se vuelve más común con la edad.

 

 Atrofia de sistemas múltiples (MSA)

La Atrofia de sistemas múltiples (MSA) es una enfermedad neurológica progresiva (una enfermedad del sistema nervioso). Ésta es causada por una sobreproducción de una proteína en el cerebro llamada alfa sinucleína lo cual causa degeneración (atrofia) de las células nerviosas en varias áreas del cerebro (sistemas múltiples). Las tres áreas principales afectadas son los ganglios basales, el cerebelo y el tallo cerebral.

Esta pérdida de células puede resultar en una serie de problemas, particularmente relacionados con el movimiento, equilibrio y otras funciones corporales autonómicas (inconscientes) (tales como la función de la vejiga). Estos síntomas son muy similares a los de la Enfermedad de Parkinson, pero la MSA progresa más rápido.

Parálisis supranuclear progresiva (PSP)

La Parálisis supranuclear progresiva (PSP) es una enfermedad poco conocida del sistema nervioso. También puede pasar sin ser diagnosticada, especialmente en personas mayores. Debido a la similitud con algunos síntomas de la Enfermedad de Parkinson, la PSP se incluye en un grupo de enfermedades llamadas Síndrome de Parkinson Plus.

Parkinsonismo Vascular (Arteriosclerótico)

Varias pequeñas apoplejías en la parte del cerebro que recibe información acerca de la posición y el movimiento pueden causar síntomas tipo Parkinson, tales como rigidez y lentitud, caminar con pasos cortos y lentos, problemas en el habla y en la memoria o el pensamiento.

El Parkinsonismo vascular (arterioesclerótico) puede ser difícil de distinguir de la Enfermedad de Parkinson. Sin embargo, los síntomas de apoplejía tienden a aparecer súbitamente y no progresan, mientras que los síntomas del Parkinson aparecen gradualmente y se empeoran con el tiempo. El Parkinsonismo vascular usualmente afecta las piernas más que la parte superior del cuerpo.

Síntomas del Parkinson

Los síntomas del Parkinson, son variados y cada paciente puede manifestar distinta sintomatología. De manera general, los síntomas motores son los más comunes y característicos.

Pero también los pacientes pueden tener síntomas no motores que normalmente suelen aparecer antes de que los síntomas motores comiencen a aflorar.

Los síntomas no motores del parkinson son denominados «síntomas premotores» y entre ellos son comunes la reducción del olfato, el estreñimiento, la depresión, ensoñaciones muy vívidas, etc.

Síntomas motores:

  • Rigidez y temblor
  • Lentitud de movimientos: es lo que se denomina bradicinesia. Además, puede darse con falta de expresión en la cara y escritura lenta.
  • Inestabilidad postural, con inclinación del tronco y la cabeza.
  • Anomalías al caminar, con marcha lenta, arrastrando los pies y episodios de bloqueo.

Cómo cuidar a un enfermo de Parkinson

Diagnóstico del Parkinson

 

La enfermedad de parkinson no es fácil de diagnosticar y menos aún en etapas tempranas, ya que provoca síntomas leves, difusos y variados que pueden confundirse con otras patologías, y síntomas tan típicos del parkinson como los temblores, se suelen manifestar en una etapa más avanzada de la enfermedad.

El médico, para el diagnóstico del parkinson deberá observar si el paciente manifiesta cansancio, dolores articulares, dificultades para escribir (con una letra muy pequeña), depresión… Todos ellos señales de un parkinson en etapas muy iniciales, los temblores de mano y la rigidez muscular, suelen venir más adelante.

El diagnóstico de parkinson puede tardar algunos años en llegar, mientras el paciente acude de especialista en especialista tratando de encontrar una respuesta a lo que le ocurre. Así cuando se han descartado ciertas patologías, se empieza a buscar una causa neurológica que explique estos síntomas y comienzan las pruebas neurológicas.

El SPECT, es la prueba de neuroimagen, explican desde la Asociación de Parkinson de Madrid, «que visualiza los transportadores presinápticos de la dopamina y los receptores postinápticos y evalúa la integridad del sistema nigroestriado».

El diagnóstico del parkinson llega tras una observación y exploración concienzuda por parte del médico, y este diagnóstico se confirmará con la respuesta que ofrezca el paciente tras el inicio del tratamiento con levodopa, explican desde la asociación.

Investigación: La cura del Parkinson

 

En la actualidad aún no se conoce qué es lo que origina la enfermedad de parkinson. Pero en los últimos años distintas investigaciones y estudios, se centran en descubrir qué desencadena esta patología neurodegenerativa con el objetivo de que en el futuro pueda ser prevenida o curada.

Hace algunos años, se hablaba de que una proteína podía desencadenar la enfermedad, en otras ocasiones se ha hablado de una determinada dieta para reducir algunos síntomas del parkinson y existen diversas teorías que tratan de llegar a la diana del asunto, pero a día de hoy los estudios aún no han dado con la respuesta a qué origina el parkinson.

Mientras tanto sí van llegando herramientas que facilitan la vida de las personas con parkinson, desde cucharas anti temblores hasta sistemas de monitorización para que puedan ser independientes durante el mayor tiempo posible.

 

Investigación del Parkinson ¿en qué punto está?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *