Seleccionar página

Radiance posibilita el nuevo estándar de tratamiento para el Cáncer de Mama

Radiance posibilita el nuevo estándar de tratamiento para el Cáncer de Mama

El planificador radio-quirúrgico Radiance™ desarrollado por GMV, determina la dosis exacta de radioterapia a dispensar en el momento de la intervención, facilitando al especialista la optimización del tratamiento

Con un seguimiento de 12 años, se ha podido observar que para la mayoría de las pacientes con cáncer de mama precoz, dispensar una dosis única de radioterapia intraoperatoria (RIO) con el dispositivo Intrabeam que incorpora el planificador Radiance™ de GMV, inmediatamente después de la lumpectomía, INTRABEAM® de Carl Zeiss Meditec International es una alternativa eficiente a la radioterapia externa, con una eficacia de control tumoral a largo plazo comparable y con menor mortalidad.

Esta conclusión es fruto de los resultados obtenidos en el ensayo llevado a cabo por el Grupo TARGIT, publicado el 19 de agosto de 2020 en el British Medical Journal. El ensayo se ha realizado con 2.298 pacientes, utilizando el sistema INTRABEAM®, con Radiance™ integrado, como método de administración de radioterapia intraoperatoria. Se ha demostrado que no solo es un tratamiento eficaz, sino en muchos sentidos mejor que otros para el cáncer de mama en etapa inicial. Los resultados apuntan a que debería considerarse, para casos seleccionados, como el nuevo estándar de tratamiento para el cáncer de mama en estadio temprano.

La radioterapia intraoperatoria (RIO) es una técnica de alta precisión en la cual se administra una fracción única y elevada de radioterapia durante el acto quirúrgico, sobre el lecho tumoral/residuo microscópico, o sobre el tumor macroscópico, en caso de tumores irresecables. Con ella se visualiza de forma directa el lecho a irradiar, quedando fuera del campo de irradiación los tejidos sanos circundantes.

Una de las ventajas directas de la RIO es que al administrarse en una única dosis la radioterapia, y en el propio quirófano, se ofrecen beneficios para el paciente como desplazamientos diarios al hospital durante tres o cinco semanas, y ello revierte en una mejora tanto física como psicológica y de calidad de vida. La paciente se beneficia así de menor frecuentación hospitalaria; menos sesiones de tratamiento con radioterapia externa en ciertos casos, como cánceres de mama precoces con factores de pronóstico favorables, y se minimizan los efectos secundarios sobre tejidos sanos.

El software desarrollado por GMV, Radiance™, garantiza la precisión de la dosis de RIO a aplicar, ayudando a la personalización de los tratamientos y ofreciendo seguridad a los profesionales (físicos y oncólogos radioterápicos).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *