Seleccionar página

Sanidad financia ya dos tratamientos farmacológicos para dejar de fumar

Sanidad financia ya dos tratamientos farmacológicos para dejar de fumar

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha hecho hincapié en los beneficios de esta medida, “un paso importante en el abordaje del tabaquismo”, ha señalado. Los dos productos complementan otros apoyos que se prestan ya desde Atención Primaria.  “El éxito de la cesación tabáquica en personas que lo hacen sin ayuda es del 5% frente al 30-40% en aquellas que siguen un tratamiento farmacológico específico y cuentan con apoyo psicológico”.

Y es que, en palabras de la Minsitra, “solo un abordaje integral y con medidas multisectoriales de carácter legislativo, sanitario y educativo harán posible la prevención y control del tabaquismo”.

Un problema de salud pública

En España se registran anualmente 58.000 muertes asociadas al tabaco, y es este un factor determinante de numerosas patologías, así como la primera causa de morbimortalidad evitable.

Para la prescripción de estos medicamentos se pueda llevar a cabo, es necesario que las comunidades autónomas, el INGESA y las mutualidades, en sus respectivos ámbitos de competencias, elaboren, desarrollen, implementen o adapten un programa de apoyo individual y/o grupal de deshabituación tabáquica en el que se definan aspectos, como por ejemplo, el personal sanitario implicado o la estrategia de intervención.

En cualquier caso, detalla que la prescripción de estos tratamientos se producirá a través la receta electrónica para pacientes que estén incluidos en ese programa de apoyo individual y/o grupal y además cumplan los criterios establecidos: tener motivación expresa de dejar de fumar constatable con al menos un intento en el último año, fumar diez cigarrillos o más al día y tener un alto nivel de dependencia, calificado por el test de Fagerström igual o mayor que 7.

Cada prescripción se realizará por un envase (un mes de tratamiento). Tras ello, el médico, en el marco del seguimiento del programa de deshabituación tabáquica, valorará la evolución de la efectividad del tratamiento antes de emitir la siguiente receta. El tratamiento completo tiene una duración entre nueve y doce semanas y el SNS financiará un intento anual por paciente para dejar de fumar.

Bernard Gaspar, Presidente AEACaP

«Hay que crear más barreras contra el tabaco, no hay un plan de acción para frenar el cáncer de pulmón»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *